COLUMNAS

¡Qué!……. ¿qué el Estado somos todos?

“El Estado somos todos”, eso es una estupidez. Es otra de las nociones del poder político y económico de control social.


Estado: es una de las tres dimensiones, junto a Nación y Sociedad Civil, que regulan de distinto modo y con distinta intensidad la conducta humana. Para Lenin, “el Estado es el producto del carácter irreconciliable de las contradicciones de clase. Surge cuando las contradicciones no pueden conciliarse”.

El Estado no es un sujeto, sino un instrumento, que actúa como sujeto cuando la Sociedad Civil está muy débil, cuando está fragmentada. Las clases sociales pueden acceder al Estado cuando se constituyen en Fuerzas Sociales, para esto necesitan tener intereses comunes y organización.

Repito esto: El Estado no es un sujeto, sino un instrumento, que actúa como sujeto cuando la Sociedad Civil está muy débil, cuando está fragmentada. Las clases sociales pueden acceder al Estado cuando se constituyen en Fuerzas
Sociales, para esto necesitan tener intereses comunes y organización.

Dice Erich Fromm en «Psicoanálisis de la Sociedad Contemporánea» – (Fondo de Cultura Económica -año 1955); que «la separación entre la comunidad y el Estado es motivo de que los sentimientos sociales se proyecten en este, y que por esto, se convierta en un ídolo, en un poder que está por encima del hombre». «El hombre se somete al Estado como encarnación de sus propios sentimientos sociales, a los que rinde culto como poderes enajenados de sí mismo…………El
culto del Estado sólo puede desaparecer si el hombre vuelve a incorporar en sí mismo los poderes sociales y estructura una comunidad en que sus sentimientos sociales no son algo añadido a su existencia privada, sino en que su existencia privada y social sean una y la misma». En la expresión popular: «El Estado somos todos» o «eso es nuestro, porque es del Estado», se refleja lo apuntado por Fromm.

Yo pienso al Estado como una organización política de dominación en una sociedad territorialmente determinada. Puede ser nacional o provincial.

Organización siempre en propiedad del poder de dominación, esto es: el poder económico ejerciendo funciones de poder político o subordinando a su interés las funciones políticas. Las organizaciones de gobierno, administración y coacción son la corporación, el hacer explícito instituciones que instituimos desde el Imaginario Social. Luego
las instituciones se autonomizan respecto de la sociedad y se produce un proceso de alienación con todas las herramientas desde el Estado, desde las políticas estatales hasta el trabajo cotidiano con los funcionales del modelo
impuesto (ejemplos de estos: conductores de televisión y de otros medios). El Estado produce un control ideológico profundo, que es: control y disciplinamiento, que internaliza las instituciones y el mecanismo para su funcionamiento en los sujetos. Vulneración de la Subjetividad.


Entonces: el Estado funciona como organizador, como continente, como reproductor de la relación, trabajador asalariado (de bajo salario y herramientas duras) y el capitalista. Pero también como organizador y ejecutor original del control social de los individuos. La posibilidad de enfrentar este proceso de alienación, está dada desde un ejercicio cotidiano en las prácticas de reflexión y de movimientos por el pensamiento.

“El Estado somos todos”, eso es una estupidez, es una mentira de los políticos que gobiernan o están en campaña, y una ignorancia de la maestra. Esa frase es otra de las nociones del poder político y económico de control social.

Estado es:
Gobierno: que dicta las normas más generales
Administración: llevan aquellas normas a la practica
Coerción: quienes hacen que se cumplan

El Estado es la institución que “administra lo público”, la que hace la norma y coacciona y reprime y determina.
“Nosotros”, no somos el “Estado”, somos la Sociedad Civil.

Categorías:COLUMNAS

Deja un comentario