notas portada

Las mujeres harineras de Salvador Talquenca comenzaron su producción

La industria es impulsada por miembros de la comunidad originaria para el uso y preservación de sus bosques nativos.

La comunidad de Salvador de Talquenca comenzó la producción de harina de algarrobo. Este proyecto de producción de harina se suma a otros dos que ya se encuentran funcionando, como son la producción de plantines de especies nativas y elaboración de miel.

Para realizar esto se formó un grupo de trabajo de diez personas, en la que la mayoría son mujeres  de la comunidad. Cabe destacar que ellas ya fueron capacitadas en manipulación de alimentos.

El proceso

Las tareas comienzan con salidas de campo para realizar una recolección de semillas de algarrobo (Prosopis flexuosa), que posteriormente son seleccionadas, para realizar la molienda de las de mejor calidad y elaborar la harina.

En una primera etapa se alcanzó una producción de 18 kilos de harina, posteriormente fueron elaborados 50, y se espera que, a lo largo de dos meses, la producción alcance los 100 kilos.

La industria de los alimentos, el sector al que ingresar

Esta harina de algarrobo tiene varios destinos y usos, uno de ellos es la comercialización en paquetes de medio kilogramo para ser usada en la industria alimenticia. Además, esta harina es utilizada para la elaboración de barras de cereal, para la que además se utiliza la miel producida en la misma comunidad, integrando de esta forma las tareas de diferentes proyectos desarrollados en Salvador Talquenca.

Esta industria se encuentra dentro de las acciones sustentables que la comunidad hace del bosque nativo.

Fuente: Diario Huarpe

Categories: notas portada

Deja un comentario