INTERNACIONALES

Patricia Arce, volvió para ganar junto al partido del MAS.

La alcaldesa había sido linchada por quienes apoyaban el golpe de Estado en Bolivia: ahora será senadora por el MAS

Fue el 6 de noviembre de 2019 cuando Patricia Arce fue secuestrada y humillada públicamente por opositores a Evo Morales que apoyaban el golpe de Estado.

Arce, quien en ese momento era alcaldesa del municipio de Vinto en Cochabamba, sufrió una seguidilla de ataques, luego de las violentas protestas registradas en Bolivia, en las que terminó siendo secuestrada del edificio municipal.

Los agresores que respondían a la oposición del MAS, la escupieron y orinaron, le cortaron el pelo, la bañaron de pintura roja, entre otras agresiones. «Habrán podido cortarme el pelo, tal vez golpearme, pero mis ideas siguen intactas», dijo Arce unas semanas después, cuando retomó su cargo.

A casi un año de dicho ataque  Patricia Arce, resultó electa senadora por el partido Movimiento Al Socialismo (MAS). Sin embargo eso no fue todo, en Abril del corriente año, Arce fue detenida junto a sus 5 hijos acusados de organizar una fiesta clandestina y consumir bebidas alcohólicas durante la cuarentena obligatoria. Luego de esto, con el resultado negativo de todos los test de alcoholemia, Arce acuso ser perseguida políticamente por el gobierno de Facto de Jeanine Áñez.

Este año, Arce decidió lanzarse al cargo de senadora y recibió el respaldo de los votantes en los comicios de este domingo. «Con trabajo, humildad y con el apoyo del pueblo boliviano, recuperamos nuestro país, para todas y todos con unidad y Valentía. Quiero agradecer a las y los hermanos que confiaron en este proyecto que va a recuperar el estado luego de este Golpe de Estado, muchas gracias», manifestó.

Deja un comentario