TITULOS

POÉTICAS TRABAJADORAS

                                 

MV5BOWY2NTgxMzktNTYzZC00YTBkLTgwMDgtZTZmMmFhMWU0ZmQ0XkEyXkFqcGdeQXVyMDUyOTUyNQ@@._V1_UY317_CR121,0,214,317_AL_

POR: BEATRIZ ZURU

 

¿En perseguirme, mundo, qué interesas?

 

Solo una pariente del diablo sería capaz de llevar gorriones en su cabeza.

“Brujas inocentes. Homenaje a Salem”, Liliana Bodoc

 

Me llama mi amiga llorando una explosión de fluidos y miedo y bronca. Maúlla, gruñe, escupe. Sé que debe estar tirada en la cama comiéndose el esmalte de las uñas. Chilla, tose, solloza. Boluda, no te entiendo, hablá bien. Se escucha el quilombo de perros que tiene ella, le suena el fijo, tiene la radio a pata fondo, no escucho una verga, amiga.

Y corta. Espero unos minutos que se suene los mocos que respire hondo y la llamo.

– Ha venido la prima de mi vecina.

– ¿La que hizo quilombo el 31 de diciembre porque no fuiste al babyshawer y al bautismo de la primera hija de tu vecina?

– Sí, esa

– ¿Y por qué te hace llorar?

¡Querida lectora! ¡Qué mierda te puedo decir, mirá! ¿Te transcribo lo que me contó? ¿Ilustro la columna con los videos tomados la mañana en que la prima de la vecina le cagó la puerta (y los perros) a patadas? Si quisiera o quisiese hacer ficción no me saldría mejor.

Así que va sin firulete ni nada: la prima de la vecina de mi amiga es una treintona amargada que lo único que hace es ir al templo a confesar cosas que nadie sabrá porque a nadie le importan pero ella, la prima, igual comenta sus culpas al señor pastor y canta moviendo los brazos y llora y se desmaya y se seca el moco del bigote con el pañuelo celeste. La prima de la vecina de mi amiga, como todo el mundo en esa familia vecina de mi amiga, sabe desde hace años que su tío  coge con una vecina (pero no sabe que es una otra vecina). El tío de la prima de la amiga, es decir, el padre de la vecina o el vecino de mi amiga, es un buen padre, es un excelente esposo y es un distinguido y respetable vecino, no así, la vecina (con quien garcha para findes largos y pasan navidades y se van a la unión vecinal a planificar el corso), ya que esa señora es la “mal mirada gata chamuscada” de la cuadra por entregarle desde hace años y con el consentimiento de la madre de la vecina de mi amiga, quien vendría a ser también la vecina de mi amiga y tía de la prima.

Según trascendidos del barrio y la versión de primera mano de mi amea, la prima de la vecina no estaría siendo capaz de comprender la bonita relación que poseen el señor tío con la vecina amante, ya que, sin considerar holísticamente las posibilidades, la única que, cito: “tiene cara de chupa p*** y entrega o***” en esa cuadra de santas y laicos consagrados, es mi amiga. Mi amiga, en la nube de veneno e ignorancia de la joven prima, vendría a ser una “arrastrada engualichadora” (sic) que “destruye familias unidas y felices”. Pero eso no me causa tanto espanto como el hecho de que la prima de la vecina de mi amiga es alguien que te grita en la vereda -y te escribe en el msg- tal como hablan las de las telenovelas cacas de canales hegemónicos: “las cosas caen por su propio peso, la que mal anda mal acaba, sucia, tramposa y traicionera, la palabra perra te queda chica”.

Y la mejor de todas: “descarada”.

Ya vengo. Voy a hacer pis de la risa.

Aunque miren, no nos hace falta entrar en ningún largo proceso de sucesión o litigio familiar o algo así jurídico (yo de esos temas no sé, sé de contar algunas cosas), porque si hay algo que ya sabíamos todas, todos y todes, es que la prima de la vecina de mi amiga está con ganas de la herencia que le dejó el abuelito a la vecina de mi amiga.

Así que luego de exponer, celular en mano y sororalmente a la señora esposa del buen padre y respetable vecino, el caso de la prima exaltada e insultona, mi amiga se representó a sí misma con su dignidad y buen nombre por delante. Todes en la cuadra retomaron la calma habitual de cuernos aceptados, de espera de la repartija de bienes, de fumar tranquila mientras los perros cagan y juegan sobre el pasto y bajo el sol naranja de la siesta chimbera.

Porque mi amiga está muy ocupada en ser la mejor profesional en su ámbito. Mi amiga está casi feliz (o muy tranquila) con sus soledades y sus compañías, a la búsqueda, en tanto libre, de nueves cuerpes para amar. Mi amiga vive contenta con su pelo de amazona cruzando a caballo por la Benavidez y Salta. Mi hermana está satisfecha con sus nalgonas tatuadas y su incipiente taller de lencería erótica y sus selfies de pendeja huevona que no va a garchar con señores tan respetables y distinguidos que ya garchan con otras. Mi gata malvada anda orgullosa de sus ahorros y su pasado superador de batracios infumables.

  • Ahora tenés que relajarte y comerte unas papas fritas o algo así… arreglarte las uñas.
  • Nop… las tengo mejor que antes.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: