NACIONALES

Facundo Astudillo: Los fiscales de la causa apuntan a que no hubo claridad en la investigación.

Sigue la investigación por la desaparición forzada seguida de muerte de Facundo Astudillo.

Los fiscales federales Andrés Heim y Horacio Azzolin, a cargo de la investigación por la desaparición forzada seguida de muerte de Facundo Astudillo Castro sospechan que efectivos de la Policía Bonaerense entorpecieron la investigación y le pidieron a la jueza, María Gabriela Marron, una serie de medidas de prueba entre las que se encuentran el secuestro de 50 celulares utilizados por los rangos superiores de los uniformados involucrados, y allanamientos a las comisarías de Teniente Origone y General Daniel Cerri entre otras sedes policiales donde se encontraron objetos y rastros de ADN compatibles con Facundo. De todos modos, el Juzgado rechazó la incautación de esos celulares y los allanamientos solicitados.

Con el material humano encontrado en el patrullero se realizó un ADN mitocondrial materno, método también aplicado para la identificación de personas desaparecidas durante la dictadura, y que se utiliza para determinar si dos personas comparten el mismo linaje materno. Una fuente de la investigación explicó que es una prueba «contundente» en un proceso judicial, puesta en contexto a otras que conforman el dictamen de la fiscalía que ratificó el objeto de la causa como desaparición forzada seguida de muerte.

Estos rastros humanos fueron hallados en el patrullero Toyota Hilux patente PQH491, registro policial 27.788, que conducía el oficial Alberto González el 30 de abril, cuando dijo haber detenido a Facundo sobre la ruta 3. Aunque él lo niega, los fiscales sospechan que subió al joven a ese móvil.

Anotaciones manuscritas

La jueza federal María Gabriela Marrón aceptó el pedido fiscal para que sea secuestrada la libreta del oficial González, donde llamativamente tenía anotados los datos de la testigo E.H.R, los de su hija, los de Facundo y los de la novia del joven en ese orden. González nunca respondió por qué escribió el nombre de la empresaria rural y datos de su Honda el mismo día de la desaparición de Facundo. Los fiscales afirmaron que “no se comprende el porqué antecediendo a la informal anotación en la libreta en cuestión de los datos de Facundo Astudillo Castro, ya estaban consignados los de esa testigo, incluidas las referencias a la camioneta que tripulaba y en la cual, presumiblemente, habría trasladado al joven”. 

Los fiscales entendieron que «determinadas circunstancias ponen en evidencia que el accionar policial alrededor del caso excedió ampliamente su rol de colaborador del Poder Judicial, hubo una verdadera coordinación entre las bases policiales y sus superiores». Sin embargo, la jueza Marrón se negó a conceder las medidas que los fiscales entienden sustanciales en tal sentido, tales como el secuestro de teléfonos de comisarios, oficiales y suboficiales de la Bonaerense y el allanamiento de las sedes policiales. Esos procedimientos estaban previstos para que, además, participaran los peritos de la familia, Marcos Herrero, y el equipo de la médica forense Virginia Creimer. En este momento la querella y la fiscalía evalúan la eventual recusación de la magistrada.

Categorías:NACIONALES, NOTICIAS

Deja un comentario