NACIONALES

Interrupción Voluntaria del Embarazo

Dora Barrancos, asesora presidencia, lo anticipó esta semana.

El proyecto de Interrupción Voluntaria del Embarazo sería presentado por el Gobierno nacional la próxima semana ante el Congreso para que se comience a debatir en la Cámara de Diputados. 

La asesora presidencial, Dora Barrancos, adelantó en una entrevista radiofónica que posiblemente la próxima semana el proyecto de aborto legal se presente en el Parlamento. «Sí puedo decir que la semana que viene debe ingresar el proyecto del Ejecutivo, debería ingresar el proyecto. Ojalá así sea«, expresó la socióloga. 

Allegados a la Cámara de Diputados, con cautela, indicaron que se prevé que el proyecto ingrese antes de fin de añopero aún no hay novedades. En caso de que ocurra, el presidente del Cuerpo, Sergio Massadeberá decidir qué comisiones debatirán el expediente y se estima que pueda suceder como en el 2018, cuando se debatió y diferentes expositores de diversas áreas expusieron los argumentos a favor y en contra de la iniciativa. 

Desde el Ministerio de Salud, fuentes consultadas, tomaron con pinzas la posibilidad y se limitaron a señalar que las declaraciones de Barrancos fueron «expresiones de deseo», pero que aún no se puede confirmar completamente. No obstante, en junio, una alta fuente de la cartera que conduce Ginés González García adelantó a este medio que la intención del Ejecutivo nacional era enviar el proyecto de aborto legal para octubrepero era algo sujeto a cómo evolucionaba el impacto de la pandemia de coronavirus. 

En la apertura de sesiones de este año, el Presidente Alberto Fernández confirmó que el proyecto ya estaba escrito y listo para enviar al cuerpo legislativo. Dos semanas después, la pandemia echó por tierra los planes y las prioridades cambiaron en la agenda de gobierno. Por esta marcha atrás el presidente recibió catarata de críticas de parte de frentes feministas, argumentando que no podía seguir siendo un deseo, debía convertirse en ley. Además, recalcaron que Fernández habló de despenalizar y no de legalizar, por ello sostuvieron que le mejor proyecto para que sea ley es el que presentó la Campaña por le Derecho al Aborto.

En julio, la secretaria de Legal y Técnica, Vilma Ibarra, daba la noticia de que el proyecto de aborto legal elaborado por el Gobierno «está listo» para ser enviado al Congreso. El objetivo de la nota es impedir que ocurra «muertes evitables de mujeres» por practicarse un aborto clandestino. «Lo que buscamos es cambiar ese estado de las cosas, que sucedan la menor cantidad de abortos, por eso creemos mucho en la ESI (Educación sexual Integral)», detalló Ibarra en una entrevista televisiva.

Se espera que el expediente garantice el acceso de interrumpir un embarazo de forma voluntaria hasta la semana 14 de gestación. También, se debe garantizar la práctica dentro de los 5 días corridos en que se solicita con el único requisito del consentimiento y sin distinción de origen, nacionalidad, estado de tránsito, residencia y/o ciudadanía de la persona que lo solicita. A partir de la semana 14, será necesaria alguna causa para el acceso al aborto no punible sin ningún tipo de plazo y sin denuncia judicial -previsto en el Código Penal desde 1921-: riesgo de vida y salud o violación.

En 2018, el proyecto de aborto legal que preparó la Campaña Nacional por el Aborto logró las firmas para que ingrese a la Cámara de Diputados. Por semanas, el texto fue debatido, desmenuzado y expuesto por diversos expositores en las comisiones. Fue aprobado por mayoría y pasó al Senado y el proyecto quedó trunco por el voto negativo de 38 senadores.

Dos años después, la correlación de fuerzas en el Congreso es similar. El texto tiene el camino allanado para ser aprobado por Diputados, pero la trabas se encuentran en la cámara alta. Se presenta una nueva oportunidad para que el Estado salde la deuda que tiene para con las mujeres y las personas gestantes que no tienen el derecho garantizado de decidir sobre su cuerpo.

Categories: NACIONALES, NOTICIAS

Deja un comentario