notas portada

PASO 2019: Cambiemos sigue de mala racha

Morales fue la única victoria para el oficialismo, y volvió a ganar en Jujuy, porsu parte los socios radicales hicieron lo propio en Mendoza pero dejando atrás al candidato del PRO. Cambiemos retuvo las intendencias de San Salvador y San Miguel pero perdió Paraná. Además en Chubut obtuvo la mitad de los votos que sacó en la intermedia del 2017 y en Entre Ríos y Tucumán un tercio menos.

La performance de la Casa Rosada en las elecciones de este domingo ha sido la «mejor peor» de todo el calendario electoral 2019, los triunfos en Jujuy y Mendoza dejaron un clima positiva pero la perdida de votos en los otros distritos fuerza la balanza hacia el lado negativo si se suman los resultados adversos en Chubut, Entre Ríos y Tucumán.

Gerardo Morales ganó en Jujuy pero consiguió la reelección con el 44% de los votos, una caída significativa si se la compara con el 58% que obtuvo hace cuatro años. Los radicales también lograron retener la intendencia de San Salvador de la mano de Raúl «Chuli» Jorge quien obtuvo el poder por cuarta vez consecutiva.

En Mendoza también ganaron los aún socios del Gobierno de la mano de Rodolfo Suárez, el candidato de Alfredo Cornejo para sucederlo en el cargo. El intendente de la capital dejó atrás al candidato del PRO, el edil de Luján de Cuyo Omar de Marchi, con el 34% de los votos contra el 12 de su adversario.

El sprint final que metió Anabel Fernández Sagasti y el frente Elegí quedó segundo a solo 7 puntos de los radicales y el panorama para la elección general es más que optimista para la oposición.

En Tucumán la candidata del Gobierno de Mauricio Macri sufrió una brutal derrota ante Juan Manzur que resultó electo de forma contundente. 30 puntos separaron al peronista que comandará los destinos cuatro años más y a la senadora macrista Silva Elías De Pérez que tuvo que negar al Presidente en la previa de la elección.

Respecto a la elección del año 2015, Cambiemos perdió 20 puntos en la provincia y además perdió un tercio de los votos si se compara el desempeño realizado en la renovación del Congreso en el 2017. La nota dulce de la jornada tucumana la dejó la intendencia de la capital donde Germán Alfaro retuvo el poder en San Miguel ante el peronista Mario Leito que no pudo convertirse en el primer presidente de la Superliga de fútbol en ganar una elección. (Este dato mantenía expectantes a otros dirigentes del fútbol argentino que planean competir este año).

En Entre Ríos se dio una noche trágica, es que Gustavo Bordet resultó electo con el 58% de los votos. En la provincia del litoral fueron 25 los puntos de diferencia que el gobernador peronista le sacó a su rival radical. Además ganó 10 puntos en relación a la elección que lo llevó al poder en 2015.

El gran golpe se dio en la intendencia de Paraná donde el peronismo recuperó la capital de la mano de Adán Bahl quien dejó la vicegobernación para convertirse en intendente electo al derrotar al radical Sergio Varisco quien fue acusado de narcotráfico y en el último tiempo vinculó al falso abogado Marcelo D´Alessio como responsable de la operación.

Sergio Massa se encargó de llevarse todas las miradas del triunfo de Mariano Arcioni en Chubut pero el gobernador que le sacó solo nueve puntos al dirigente kirchnerista redobló al hombre del Gobierno de Macri. Así Cambiemos quedó a 25 puntos del ganador en la provincia patagónica.

Si se tienen en cuenta los votos que el Gobierno había sacado en 2017, Cambiemos perdió la mitad de lo obtenido hace dos años atrás.

Categories: notas portada

Deja un comentario