DESTACADOS

El femicida de Thalía, Ángel Morales, fue condenado a 10 años de prisión

Esa fue la sentencia del juez Jorge Toro contra Ángel Morales, por el brutal asesinato cometido en 2016 en Zonda. El fiscal había pedido 25 años de cárcel y prometió apelar. Para el magistrado, como el homicida era menor de edad al momento de cometer el delito, se considera en grado de tentativa.

Finalmente, el juicio por el asesinato de Thalía Recabarren, la joven zondina que fue asesinada por su expareja en 2016, concuyó. en el día de hoy, el juez Jorge Toro dio su veredicto en el edificio de Flagrancia. El fiscal Adolfo Díaz, pidió 25 de prisión para Ángel Morales, imputado por el hecho y también pidió que se agregue el agravante de femicidio. Sin embargo, la condena fue de menos años. Para el juez, como el homicida era menor de edad al momento de cometer el delito, se considera en grado de tentativa.

Morales tenía 17 años al momento del hecho, por lo que legalmente, a pesar de que actualmente es mayor, se lo debe juzgar como a un menor y por eso Fiscalía no pudo solicitar que se le aplique la pena de prisión perpetua. El fiscal Díaz dijo al móvil de Canal 13 que van a apelar en Casación porque pretenden más.

Grupos feministas acompañaron durante todo el proceso judicial a Anabella, mamá de Thalía,  con carteles, banderas y cánticos contra el acusado, Ángel Morales. Ni Una Menos manifestó indignación por la baja condena al femicida tras la sentencia. El próximo 23 de abril se realizará la lectura de los fundamentos, informaron fuentes judiciales.

En 2016, después de cuatro días de búsqueda y sin tener noticias sobre la muchacha de 17 años, el joven homicida se quebró. Contó que él fue quien asesinó a Thalía y dio precisiones del lugar donde estaba el cuerpo: a 26 kilómetros de la Ruta 12, en una campo colindante al predio de la Finca Las Moras, en Zonda. A pesar de que el confeso asesino aseguró haberla asfixiado accidentalmente, tras un juego sexual, la autopsia demostró que la joven había fallecido producto de una luxación en la columna producto de un fuerte golpe en la cara, por lo que las versiones de estrangulamiento y asfixia quedaron totalmente descartadas.

Morales estaba alojado en el Instituto Nazario Benavídez que es para menores en conflicto con la ley penal, pero una vez que los acusados cumplen la mayoría de edad pueden esperar el juicio en libertad. Pero, a dos meses de recuperar la libertad, volvió a caer detenido. Según vecinos, Morales había amenzado a personas que lo reconocieron en Angaco.

Por su parte, Anabella Recabarren, madre de la víctima, no dejó nunca de pedir justicia por Thalía y hasta increpó a más de un juez por la demora en el comienzo del juicio contra el femicida.Tan lejos llegó su pedido de Justicia que tuvo que pasar doce horas en la comisaría de Angaco cuando la familia del femicida la denunció por amenazas.

Categories: DESTACADOS, LOCALES, NOTICIAS

Deja un comentario