TITULOS

POÉTICAS TRABAJADORAS

 

jajaj

Por: Beatriz Zuru

 

 

Desorientaciones

A Cumbia, entramada.

Enquilombada.

Despojada.

 Fénix. Como todas.

Cómo hacer una coreografía

Sueño que sueño un qué para moverme

Busco dónde dejé las rodillas pero me puse las manos en la frente y no veo.

Busco abajo de las axilas:

Ripieras raíces de camalotes balsas de camalotes. No sirven, van lento como

luz filtrándose en las hojas de la espalda de una hormiga

Sueño que sueño algo para bailar pero

hay un cotillón retrasando las articulaciones

hay un mamífero dele dele decir no

y hay una plantilla o ataúd altamente codificado dele dele decir no

 

Cómo elegir el cuerpo del baile

Busco moverme como el pestañeo o

una deglución. O como cuando el mar exhala arena y retazos y una, atontada, aplaude porque está de acuerdo con las olas.

Sueño bailar a gran velocidad como la sombra de vehículos

o las pelusas de ropa guardada.

Pero hoy seré coherente, empezaré por ejercitar el equilibrio, ya sea en los giros o en las reparaciones de la casa y el trabajo.

Sueño usar la analogía de la lanza y del abanico.

Aquella historia de chalinas que asfixian como autos a gran velocidad.

 

Cómo diseñar su paisaje sonoro

Imagino caminar al pulso del escalón

Y me inscribo en academias que dan títulos y conferencias de cómo caminar al pulso del escalón

Busco herramientas (martillos, mantitas, una ola, las borro). Todo tiene distintas melodías. Solo que hay que esperar indicaciones.

Espero que se me calle la araña de las costillas y fabrico una balsa.

Sí que va rápido. Arranca cosas y se hace gigante.

Mil plásticos que meten ruido toda la siesta y van a destrozar las paredes del canal.

Balsa de botella y etiqueta. Y

por las noches se hace rugido de niña o gárgola que salpica, lucha contra los gatos. Más tarde, cuando de adentro silba un pulmón no sirve, era puro vértigo tu corazón.

 

Qué hacer de la coreografía

Ya sabemos que no hablo de mí.

Cuando dije “soñar” fue por no usar

“bailo” ni “vengan a buscarme

mientras en la piel las estrellas de colores se me cosen”

Recuerdo el olor a maquillaje y anulo el retraso de cualquier articulación.

Tengo en sangre una rodilla porque peregriné cien años por estas estrellas,

una axila muele piedras y la otra mira y busca entre el público

como humo y luces filtrándose en mi mano

un paseo de hormiguitas

dele dele escribir.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: