TITULOS

Tarifas: desde nación esperan que las provincias financien el interes

Un grupo de gobernadores le planteó postergar recortes en ese beneficio. Y en la Casa Rosada propusieron compartir el esfuerzo. Es una puja por $ 150 millones.

Con el objetivo de reducción del déficit fiscal, el Gobierno hará presión este lunes sobre los gobernadores para que compartan los costos de la postergación hasta julio de los límites que se van a imponer a los beneficiarios de la tarifa social. El ámbito será el Consejo Federal de Energía (CFE), que reunirá formalmente al ministro de Energía, Juan José Aranguren, con los representantes del área (ministros, secretarios) de cada una de las provincias que lo integran.

Este Consejo, que fue creado hace justo un año atrás, fue convocado de “urgencia” a reunión extraordinaria para este lunes luego del acuerdo alcanzado la semana pasada en la Casa Rosada entre el Gobierno y sus aliados de la UCR y la Coalición Cívica, por el cual se aceptó la propuesta radical de pago en cuotas de los aumentos del gas, y posponer por un bimestre los cambios en el sistema de la tarifa social, que harán que mucha gente tenga aumentos significativos en sus facturas.

En línea con la postura de Mauricio Macri de “no dar marcha atrás” y que cualquier alternativa debía tener “costo fiscal neutro”, la idea inicial fue que los gobernadores se hicieran cargo del costo de la medida, estimado en unos 150 millones de pesos.

En el Gobierno pasaron luego a hablar de “esfuerzo compartido entre Nación y las provincias” para mantener hasta julio las mismas condiciones de beneficios para los sectores más vulnerables. Un tercio de los hogares del país están en condiciones de acceder a la tarifa social, incluyendo los beneficiarios del programa de garrafa social, aquellos que no tienen acceso a la red de gas natural y reciben un subsidio para comprar las garrafas.

Aunque está presentada como una reunión “técnica” entre Aranguren y los responsables de energía provinciales, hay negociaciones del ministro del Interior, Rogelio Frigerio, con los mandatarios provinciales. Fuentes oficiales dijeron que no se espera una definición este mismo lunes, sino que Aranguren hará una propuesta que luego deberán responder los gobernadores. Las condiciones de la tarifa social seguirían como están por dos meses más sólo para aquellas provincias que aporten al “esfuerzo”.

El jueves pasado a la salida de la reunión de los socios de Cambiemos en la Rosada se habló de compartir costos 50 y 50, y el jefe de la UCR, el gobernador mendocino Alfredo Cornejo, dijo que eran números “llevaderos para una provincia por un bimestre”. Puso como ejemplo la suya donde “no significará más que 15 ó 16 millones de pesos”.

“Todos están de acuerdo en avanzar con ésto pero hay que buscar la viabilidad”, decían en la Casa Rosada donde también rechazan que el Congreso -seguirá esta semana la batalla de la oposición por poner “límites al tarifazo”- se meta en el tema. “Esto es asunto que tiene que resolver el Ejecutivo y en el caso de la tarifa social, con las provincias”.

El cónclave será también un mensaje hacia los mandatarios peronistas cuyos legisladores en el Congreso impulsan los proyectos para poner freno a los aumentos.

Los costos de la tarifa social no son uniformes en los distritos y depende de la cantidad de beneficiarios con que cuenten.

Asociado a la tarifa social se hablará en el CFE de la necesidad de “ahorrar” energía y “consumir menos”, una obsesión del Presidente, que ya en el invierno de 2016 generó polémica cuando pidió estar “abrigados en casa” y no andar “en patas y remera”. En cifras del Gobierno Buenos Aires consume 70% más gas que Montevideo y Santiago de Chile (a similares temperaturas) donde las facturas son 160% más caras. Lejos del malestar social por la suba de servicios el trabajo que circula en el Gobierno sostiene que el total de servicios públicos (agua, gas, luz, transporte) representa el 8% del gasto de un hogar promedio según el INDEC.

El CFE fue creado en el marco del Acuerdo Federal Energético. San Luis y La Pampa son los únicos distritos que no lo firmaron.

Pese a las críticas de la UCR y Elisa Carrió , Mauricio Macri ratificó el jueves la política tarifaria. Reiteró que los aumentos graduales son “la única vía posible” para bajar el déficit fiscal y respaldó con fuerza al ministro de Energía, Juan José Aranguren .

Durante la reunión de Gabinete del martes, el Presidente sostuvo que no cederá a las quejas de los radicales y la líder de la CC. Además, ratificó que la Casa Rosada “seguirá trabajando” para alcanzar la meta del 15% de inflación anual.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: