TITULOS

Disminuye el trabajo infantil en San Expedito

Si bien quedan algunos casos pero creen que disminuyó un 80  por ciento respecto a la cantidad del año pasado. Iglesia, ministerio, municipio y policía, actuaron en conjunto.

Hasta hace un año ir a San Expedito a cumplir una promesa o sólo a visitar el paraje significaba tener enfrente una manito suplicante cada tres pasos, ya sea con una estampita o simplemente pidiendo una moneda.

En febrero de 2017, los diarios sanjuaninos  publicaban  una crónica titulada: “Los niños vendedores de San Expedito, un problema sin control”, después de la cual el Ministerio de Desarrollo Humano y Promoción Social armó un plan para dar batalla a este problema conocido por todos, pero de difícil resolución. La estrategia incluía una tarea conjunta con la Policía de San Juan y el Municipio de Caucete.

La semana pasada volvimos a ver qué pasaba ahora con los niños vendedores, y si bien un miércoles no genera el mismo movimiento de fieles que sábado o domingo, los vecinos se encargaron de informar que cada vez hay menos niños trabajando.

Jorge Villegas, vendedor de uno de los locales frente a la parroquia dijo que la cantidad de niños trabajando mermó un 80 % respecto al año pasado. “Es notable y creo que el puesto policial también ayudó mucho porque acá la gente todavía respeta a la policía”, dijo.

A la vuelta, frente a la plaza en plena construcción, Julio Atencio enumeró las últimas mejoras del paraje entre las que mencionó “menos niños vendiendo”. “Hay una chica que vive en la entrada y los fines de semana viene a cuidar autos acá, ella deja a los pibes en la casa, pero los niños se le vienen y se ponen a pedir. Igual mejoró mucho ese problema y era un problema porque a veces los turistas no podían ni caminar con tanto niño pidiendo”, dijo.

Omar Reinoso, jefe de la Unidad Operativa San Expedito (el nuevo puesto policial) dijo que tienen un oficio judicial de Caucete para que actúen e intervengan impidiendo el trabajo infantil en el paraje.

“Hablamos con los mayores, se les explica que el niño no puede trabajar. Pero cuando no ven presencia policial los niños siguen haciendo lo mismo, cuando lo ven al policía que se acerca, se van”, dijeron.

Dos niños de entre 5 y 7 años se acercaron a un auto visitante, pero cuando advirtieron que los filmaban se escurrieron rápidamente por la calle. La escena indica que será necesario seguir trabajando.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: