notas portada

Santa Fe presentó el primer informe del Registro de Situaciones de Violencias hacia las Mujeres

3.692 situaciones de violencia hacia mujeres fueron registradas en el período mayo – agosto de 2017, según los datos del 1° Informe del Registro Único de Situaciones de Violencias hacia las Mujeres (RUVIM), difundido por la Subsecretaría de Políticas de Género de la provincia.

Algunos de los datos revelados en el informe, dan cuenta de que las mujeres que más situaciones registraron tienen entre 30 y 49 años (1.244 casos), seguido por la franja etaria que va de los 19 a los 29 (991).

Todas estas situaciones de violencia llegan a registrarse a través de diversas vías y actores: el asesoramiento y orientación a las víctimas, la denuncia judicial, la denuncia policial, la consulta o atención médica, entre otros. En este sentido, la denuncia policial fue la que registró la mayor cantidad de casos (2.448), quedando muy atrás la judicial, que sólo aportó 67 situaciones. La notoria diferencia entre ambas da cuenta de uno de los primeros escollos con los cuales las mujeres víctimas de violencia se encuentran: llegan a hacer la denuncia a la comisaría, pero de allí no prospera. La falta de asesoramiento, de acompañamiento, hace que las mujeres no puedan completar el proceso y llegar a las instancias judiciales.

Entre los tipos de violencias registrados, la violencia psicológica (1.923 casos) y la física(1.498 casos) fueron las preponderantes, seguidas por la sexual (417) y económica-patrimonial (261) , aunque en muchos casos varias de estas se dan simultáneamente.

Finalmente, el informe arroja un dato que se repite en todos los registros y observatorios de violencia machista: los agresores son mayoritariamente ex (50,32 por ciento ) y actuales (29,37 por ciento) parejas de las víctimas.

Datos provisorios

En el texto del informe se destaca el carácter provisorio que revisten estos datos, debido a la “movilidad de las bases” relacionada directamente con los factores que atraviesan a las violencias: miedos a efectuar denuncias, vergüenza en los relatos, falta de credibilidad en las intervenciones, amenazas del agresor, entre otras variables.

Además, los datos provienen de organismos muy diversos, con perspectivas y objetivos diferentes, lo que da una heterogeneidad de los datos recibidos, por lo cual una vez recibidos deben ser interpretados, analizados y homogeneizados para poder ser integrados al RUVIM.

Por otro lado, también se reconoce la dificultad en obtener estos datos debido a que todavía hay sectores que no reconocen la necesidad de los mismos, a que muchas mujeres en situaciones de violencia no acuden ante el primer hecho a efectuar la denuncia, o a pedir asesoramiento o acompañamiento por organismos del Estado u organizaciones sociales, y a que sigue habiendo un amplio sector de la sociedad que oculta y naturaliza las situaciones de violencia de género en todas sus tipologías y modalidades posibles.

La importancia del registro

Este registro viene a dar cumplimiento a lo que manda el artículo 9 de la ley nacional 26.485 de Protección Integral para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia contra las Mujeres, el cual establece la necesidad de implementar registros de situaciones de violencia contra las mujeres de manera interjurisdiccional e interinstitucional y contempla la definición y cálculo de indicadores básicos que deberán ser aprobados por todos los Ministerios y Secretarías competentes. Esta normativa fue sancionada el 11 de marzo de 2009 y la provincia de Santa Fe adhirió a través de la ley N° 13.348.

El RUVIM se aloja en el Instituto Provincial de Estadística y Censos (IPEC) y constituye una herramienta de monitoreo, recolección y producción de datos e información de los anoticiamientos y denuncias sobre violencias hacia las mujeres. Sus objetivos son “centralizar y sistematizar la información disponible en registros administrativos con el objetivo de diseñar indicadores, conceptual y metodológicamente armonizados, para ser utilizados como insumo para el diseño de políticas públicas orientadas a modificar el escenario de la violencia basada en cuestiones de género”, y “consolidar procesos colectivos de coordinación, discusión, análisis y articulación acerca de la recolección y posterior procesamiento de los datos junto con los organismos que forman parte de la Mesa de Trabajo RUVIM, definiendo estrategias de acción gestión y comunicación de la elaboración de las producciones”.

La Mesa de Trabajo RUVIM está integrada por representantes de áreas del Gobierno Provincial involucrados e involucradas con la temática, las municipalidades de Santa Fe, Rosario y Santo Tomé, así como organizaciones sociales de Santa Fe y Rosario.

Este primer informe fue presentado en el marco de la conmemoración del Día de los Derechos Humanos -el 10 de diciembre- “teniendo en cuenta que los datos estadísticos son herramientas fundamentales para dimensionar la problemática y poder trabajar con precisión en el diseño e implementación de políticas públicas, y así poder avanzar en derechos y vivir en sociedades libres de violencias”, indicaron desde la Subsecretaría de Políticas de Género.

Fuente: Periódico Pausa

Deja un comentario