LOCALES

Protección Civil pronostica que a la noche el viento baje su intensidad

Un miércoles azotado por le zonda, clases suspendidas, todos en alerta, temperatura superior a los 30 agrados, no faltó ningún ingrediente para hacer del día de hoy una jornada fastidiosa. Las ráfagas llegaron a superar los 65 kilómetros por hora en la siesta y si bien aún no se detuvo, la intensidad va disminuyendo.

Con la confirmación de Alfredo Nardi, desde Protección Civil, quien explicó que todavía se sigue con el Alerta Naranja que requiere cuidados si se sale a las calles. Ante esta alerta, el ministerio de Educación y otras carteras de Gobierno decidieron suspender las actividades para hoy. Sin embargo, el escenario sería diferente para mañana.

«Estimamos que comenzará a disminuir las ráfagas de viento y ya podríamos pasar a Alerta Amarilla», consideró Nardi quien destacó que esto no significará ya la suspensión de clases para este jueves.

Deja un comentario