notas portada

Parte de la Comunidad mapuche ocupó el juzgado y pidió la renuncia del juez Otranto

Alrededor de diez integrantes de la comunidad mapuche Vuelta del Río, vecina a la Pu Lof Resistencia de Cushamen, donde desapareció Santiago Maldonado, ocuparon este miércoles el Juzgado Federal de Esquel para denunciar malos tratos contra dos familias en el operativo del lunes ordenado por el magistrado Guido Otranto, de quien piden su renuncia.

Mientras un grupo de mapuches ocupó el juzgado federal de esquel,   ingresó a declarar al tribunal Andrea Millañanco, integrante de la comunidad de Cushamen quién presenció el operativo de Gendarmería tras el cual desapareció Santiago Maldonado, el joven el 1 de agosto.

Millañanco declaró ante la fiscal Silvina Ávila, quien también escuchará a Matías Santana, otro testigo del Pu Lof que aseguró haber visto a través de binoculares cómo efectivos golpeaban y subían a una camioneta al joven artesano.

 

Deja un comentario