notas portada

Otranto recibió a los miembros de la comunidad mapuche y se levantó la toma en el juzgado de Esquel

Tras cuatro horas de esperar respuestas por parte del juez federal, la comunidad mapuche en resistencia levantó la ocupación del edificio. «Logramos hablar con el juez y le expresamos nuestra disconformidad y malestar por haber sufrido esta persecución producto de la desaparición forzada de una persona», afirmaron.

Tras haber sido recibidos por el juez federal de Esquel, Guido Otranto, un grupo de unos treinta integrantes de la comunidad mapuche tehuelche Vuelta de Río levantó esta tarde la ocupación del edificio del Juzgado en el que se desarrolla la investigación por la desaparición del joven Santiago Maldonado.

Durante más de cuatro horas, los miembros del pueblo originario patagónico tomaron la sede judicial para repudiar los operativos que realizaron fuerzas de seguridad el pasado martes en sus tierras y reclamaron la renuncia del magistrado, quien finalmente los recibió para desactivar la protesta.

«Logramos hablar con el juez y le expresamos nuestra disconformidad y malestar por haber sufrido esta persecución producto de la desaparición forzada de una persona. Se lo está buscando en nuestra comunidad, se está siguiendo a nuestra gente», sostuvo el referente de la comunidad Vuelta de Río Rogelio Fermín.

En declaraciones a la prensa, agregó: «Le vinimos a decir que no vamos a permitir que nos vuelvan a atropellar nuevamente». La comunidad mapuche tehuelche Vuelta de Río, lindera a la de Pu Lof, está integrada por unas 34 familias que se dedican a la crianza de chivos, ovejas y algunos vacunos.

Deja un comentario