notas portada

Cae la versión del ataque al puestero en Esquel: el ADN no es de Maldonado

«El perfil genético de la persona herida el 21 de julio durante el ataque sufrido por Evaristo Jones en cercanías de Epuyen no tiene coincidencia con el de Santiago Maldonado», confirmó el CIJ.

Con el resultado de ADN a las manchas de sangre encontradas relevadas en un puesto rural de las Estancias Benetton se cayó una de las tantas hipótesis que se intentan instalar desde hace día para negar que Santiago Maldonado haya estado en el Pu Lof de Cushamen el día de la feroz represión de Gendarmería.

El Juzgado Federal de Esquel informó este lunes a través del Centro de Información Judicial (CIJ), que «el perfil genético de la persona que habría sido herida el 21 de julio de este año durante el ataque sufrido por Evaristo Jones en cercanías de Epuyen en la provincia del Chubut no tiene coincidencia con el perfil genético de un hijo biológico de Enrique Aníbal Maldonado y Stella Maris Peloso».

El fiscal general de Esquel, Carlos Díaz Mayer, había vinculado la desaparición de Santiago Maldonado a un supuesto incidente ocurrido el 21 de julio cuando un grupo identificado como Resistencia Ancestarl Mapuche (RAM) habría incenidado un puesto rural de la Estancias Benetton.

Según el puestero, Evaristo Jones, al defenderse del ataque le asestó un cuchillazo a uno de los agresores que sería, según indicó, Maldonado. El objetivo de lo que se revela a todas luces era una aceitada operación de prensa, era ubicar a Maldonado lejos del Pu Lof de Cushamen al momento de la represión de Gendarmería. Es que, aseguraban desde el ministerio de Seguridad que conduce Patricia Bullrich, por el tenor de las heridas recibidas Maldonado no habría podido estar en el lugar de la represión apenas unos días más tarde.

Deja un comentario