NACIONALES

Importaciones: productores de cerdo al Gobierno, «Pueden quedar en la calle 35 mil trabajadores»

Tras el anuncio de Trump, el presidente de la Asociación Argentina de Productores Porcinos advirtió que la importación de carne de cerdo de los Estados Unidos puede poner en riesgo a la producción local. «Nos regalaron», disparó contra la gestión PRO. Cuánto creció la entrada de este producto desde que asumió Macri.

Después del anuncio del Gobierno de los Estados Unidos acerca de que volverán a exportar carne de cerdo a Argentina, por primera vez en 25 años, tras el acuerdo festejado con bombos y platillos por el Ejecutivo PRO, desde la Asociación Argentina de Productores Porcinos criticaron con dureza a Mauricio Macri y advirtieron que por esa decisión peligran 35 mil empleos en el sector.

«La medida sería desastrosa porque de esta manera corren peligro 35 mil puestos de trabajo», dijo el titular de esa entidad, Juan Uccelli, en declaraciones a diversos medios.

El productor relató que en la primera negociación que hubo entre ambos países, «Estados Unidos solicitó la apertura para la importación de carne de cerdo, y del lado argentino, el ministro (Francisco) Cabrera les dijo que sí».

«En ese momento, en el Gobierno argentino vinieron con todo el triunfalismo de que la exportación de limones estaba abierta, pero hasta agosto no ha viajado ni un solo limón para allá. Esto nunca sucedió, antes nos cambiaban por otro tipo de carne, ahora nos regalaron», se quejó.

En este marco, quedó explícito que la visita de esta semana del vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, a la Argentina no sólo tenía como propósito conducir a los países de la región contra Venezuela, sino que también tuvo un claro objetivo comercial que algunos funcionarios argentinos intentaron disimular respecto a las exportaciones de carne de cerdo.

Lo que allí se cristalizó es que la administración de Donald Trump no iba a dar el visto bueno a las exportaciones argentinas de limones a ese país si Macri no otorgaba concesiones de similares características, o hasta quizá más dañinas para la economía nacional. De esta manera nació esta suerte de canje de limones argentinos por chachos norteamericanos: la Argentina exportará 20 mil toneladas por año del cítrico a cambio de importar carne porcina estadounidense.

Es así que Uccelli alertó que «Estados Unidos tienen una enfermedad muy complicada en la producción porcina, es un gran emisor de esa enfermedad», por lo cual estimó que «existen altas posibilidades» de que ingrese al país.

«Si eso ocurre sería desastroso y 35 mil puestos de trabajo pueden quedar en la calle», advirtió, y resaltó el pedido de los productores locales: «Pedimos condiciones similares, resguardo del tema sanitario, algo que como son las condiciones con Estados Unidos, no está dado. Para abrir un mercado se tardan dos o dos años y medio, y acá antes de fin de año va a llegar el primer contenedor», explicó.

En números concretos, los productores calculan que este año las importaciones alcanzarán las 50 mil toneladas, casi un 100 por ciento más que en 2016, provenientes principalmente de Dinamarca y Brasil. El año pasado, por su parte, el aumento fue del 120 por ciento respecto a 2015, con lo cual, a fin de año y desde que Macri es presidente, se podría hablar de un salto de la llegada de carne de cerdo de un 220 por ciento.

Por otro lado, sólo una entidad rural -según consignó el portal LPO- hasta el momento se manifestó sobre la apertura de las importaciones, que fue Federación Agraria (FAA). Directivos de esa entidad volvieron a mostrarse preocupados por la situación de los pequeños productores.

«No le estamos pidiendo al Gobierno que cierre totalmente las importaciones; pedimos que se ponga un límite a la entrada del producto porque viene aumentando de manera inusitada afectando el precio que reciben los chancheros», señalaron.

Lo cierto es que en los primeros siete meses del año se compraron unos 60 mil kilos de cerdo a Dinamarca sin importar el riesgo sanitario que implica para los consumidores locales por una enfermedad que afecta a los porcinos daneses, al igual que a los estadounidenses.

En un comunicado de prensa de la Casa Blanca, el equipo de Donald Trump detalló que el acuerdo les abre la puerta a las exportaciones de carne de cerdo fresca, refrigerada y congelada. Según las estimaciones oficiales, este acuerdo puede significar un flujo comercial de casi 10 millones de dólares al año.

«Este es otro ejemplo del compromiso de Trump y de todo su Gobierno para romper con las barreras comerciales internacionales y hacer que el comercio libre y justo sea beneficioso para los trabajadores estadounidenses, los agricultores y nuestros socios comerciales», dijo Pence, quien además calificó al acuerdo de «una gran victoria».

Deja un comentario