COLUMNAS

Tacones de Yira

18983290_10155440511411289_266753998_n

Más vale taco laburante que policía tratante, hablamos de A.M.M.A.R. Asociación de Mujeres Meretrices de Argentina en Acción por sus derechos ¿Si no taconeaste la calle a quién y desde dónde hablas? Estas son algunas de las denuncias que las putas feministas en su yira por San Juan nos dejaron. El trabajo territorial de AMMAR San Juan ha crecido fuertemente en visibilización y performatividad política. Las trabajadoras sexuales han puesto de manifiesto debates rizomáticos en los espacios sindicales y de activismo feminista en relación a los géneros, a las sexualidades, a las nociones de trabajo y a los distintos empoderamientos de los movimientos políticos que nuclean la disidencia sanjuanina.

El pasado mayo las trabajadoras sexuales inauguraron un recorrido conceptual y pragmático: LA YIRA DE LAS PUTAS que tuvo como plataforma las calles de la zona roja sanjuanina. Fijando agenda no solo en las actividades que tuvieron que ver con el debate sindical sino además poniendo en cuestión las internas feministas que escinden al movimiento respecto a las decisiones de nuestras propias cuerpas.

La yira contó con dos fuertes líneas de acción, EL DEBATE Y LA INCIDENCIA ARTÍSTICA: La primera tuvo lugar en el marco de la Charla-Debate “Situación de Prostitución, Trabajo Sexual Autónomo, Políticas Anti Trata” organizado por la Asociación Pensamiento Penal San Juan que tuvo en mesa a la secretaria general de “A.M.M.A.R.” Georgina Orellano y a la referente provincial Mónica Lencina frente al “FORO NO A LA TRATA” en las voces de María Arroyo y la abogada Claudia Ruiz.

La INCIDENCIA ARTÍSTICA  que tuvo sede en las calles de la zona roja en la Ciudad de San Juan con participación de post-identidades incidentes, las cuales apoyan y gestionan el contenido audiovisual de las putas, en formato de producción independiente. Esto dio un puntapié inaugural en la provincia en cuanto a militancia territorial y apropiación de la clandestinidad como emergencia disidente: la noche es política y es de las putas.

PUTAS FEMINISTAS VS ABOLICIONISTAS

Un hito histórico en los debates feministas es “Trabajo Sexual versus Abolicionismo” que constituye rupturas en los movimientos sociales. La mujer del feminismo y el obrero del sindicalismo se vuelven difusos frente a la puta como feminista y a su vez como trabajadora. Ni tan mujer para el feminismo ni tan trabajadora para los obreros. Acaso ¿LAS PUTAS FEMINISTAS SON LAS MALAS MUJERES DEL FEMINISMO Y LAS MALAS TRABAJADORAS DE LA CLASE OBRERA?

La escena estaba compuesta por adrenalina y agite con un auditorio que iba desde putas y travas con tacones aguja frente a señoritas vestidas de suéter y cardigans. La batalla discursiva se dio de manera  picante y encendida en un debate que mantuvo a todo el auditorio atento por más de tres horas. Tuvo todos los condimentos de una lucha política en medio del ring académico de la FACSO, cinismo, chicanas, argumentabilidad poderosa, gestos que marcaban contienda y a la vez fuertes posicionamientos de un lado y del otro. Las trabajadoras sexuales subieron al podio con todo el poderío puteril encima sin dejar en ningún momento de darlo todo, fue una verdadera performance de máquinas discursivas que dejaron muy en claro que quien habla en nombre de las putas son las mismas putas.

Mientras las putas feministas se preguntaban ¿quién se coge al enano? disputando la justicia erótica, las abolicionistas las colocaban a las anteriores en el lugar de violadas, golpeadas, drogadictas, victimas, marcando una clara concepción de representatividad respecto a las víctimas de trata, dado que el abolicionismo habla en nombre de, subyugando las voces de las mujeres en primera persona. Las putas buscaban un marco de reconocimiento de derechos mientras que del otro lado las abolicionistas apelaban al punitivismo (de corte siempre clasista) para operar en contra de la “prostitución” con un Estado que no sólo las respalda en sus principios sino que las banca financieramente.

El abolicionismo en representación del FORO NO A LA TRATA en tanto nombre elije el formato conversatorio en dialogo, pero no sólo que no confronta con otras voces que disienten sino que además no tienen anclaje territorial para las múltiples formas de explotación laboral, apoyándose en la justicia patriarcal y misógina ¿El patriarcado tiene cara de mujer abolicionista? ¿Quiénes son las mujeres que defienden éstas mujeres? ¿Dónde están? ¿En qué consistió este rescate? Acaso ¿la justicia no es machista cuando opera para rescatar?

Quisiéramos decir que las putas ganaron esta batalla discursiva -cultural y política-, sin embargo son las abolicionistas que en formato de feminismo de gobernanza, con la Industria del Rescate a su favor, sigue estando financiado por el Estado apoyado en las políticas anti trata que solo empeoran las condiciones laborales de las trabajadoras sexuales. En añadidura a este evento, la semana siguiente se llevó cabo en el mismo espacio y bajo la misma organización la charla-debate “Charla Debate: Estado, Violencia y Trata de Personas. Testimonio de Alika Kinan” en donde estuvo una de las voces del abolicionismo, ese “que no se sienta a dialogar con las fiolas” sin debate, sin la vereda de en frente en lo que respecta al comercio sexual. Podríamos preguntarnos ¿Hay debate si no hay con quien debatir? ¿Qué primera persona en singular puede generalizar todo un colectivo o una realidad? ¿Dónde están las otras que son habladas pero no hablan?

Las putas hablan en primera persona porque están organizadas, aunque los aparatos mediáticos oficiales decidan mostrar sólo los artefactos representacionales de las abolicionistas o testimonios monofónicos. Las pisadas que dejaron las putas en territorio sanjuanino y sobre la banquina del feminismo nos incitan a pensar feminismos populares, disidentes, un feminismo puteril y no punitivista donde no se busque decidir bajo el amparo de la Ley lo que debe elegir la sociedad civil porque claro, siempre con las putas nunca con la yuta.

INCIDENCIA ARTISTICA: LA REAPROPIACION DE LA INJURIA

La incidencia artística que fue promovida por los comandos performativos que acompañaron a las putas en su recorrida por la zona roja enmarcaron un carnaval de injuria a la noche sanjunina. La estética del terrorismo artístico punky con mascaras de catch y aerosoles en mano produjeron en más de una manzana mensajes de fuerte estridencia visual y discursiva. Las putas fueron escoltadas por un equipo de encapuchades con mochila que fueron emergiendo como cuerpas en resistencia reapropiandose de la violencia, inherente al sistema y de la que nos han despojado las políticas lgbt y los feminismos de gobernanza. Estos mismos feminismos que suman su caucacidad como bandera, que se encargan de hacer legajos y no escraches, ni condenar a violadores sino que insta a llenar las carceles de mujeres pobres y migrantes.

Algunos de estos mensajes fueron:

-PUTA POINT

-PUTY UNICORNIA

-PUTY NINJA

-NO SOÑAMOS CON BEBÉS

-REGULACION NO ES ASIMILACION

-BASTA DE PESECUTA A LAS PUTAS

-ABOLIDIKTADURA

-FEMINISTA PURA SANGRE QUE A LAS PUTAS NO ESCUCHÓ

-GUERRA DE INFRAESTRUCTURA  LAS PUTAS EN LA CALLE

Categories: COLUMNAS, notas portada

Deja un comentario