COLUMNAS

¿Cuál República?

   

Se sostiene que la democracia inaugurada en 2003 condujo   a una política de reconocimiento igualitario. Es una época conflictiva y que reclamó de una clara y decidida acción política portadora de ideales democráticos y como contrapartida, simultáneamente aparecen fuerzas dispuestas a corroer y hacer explotar y “desollarla” como nos diría Horacio González. Claramente nos instalamos en un debate que ocupa y preocupa a  la época. La democracia está en   una disputa, cuyo eje central es ideológico, en principio, y por qué no de índole económica.

 El Kirchnerismo interpreto y encadena de un modo único, el conjunto de demandas aisladas e insatisfechas y señala un giro decisivo. A partir de ese momento, por la lógica de las equivalencias, se articulan un cumulo de demandas populares y su inmediata materialización. Así, se habilitan restitución de derechos y de memorias acumuladas

Subvertir el estado de cosas abrió una profunda crisis y que se la  denominó por sectores de la derecha “la grieta”. Desde distintos espacios  se abre una disputa del uso de los términos Democracia y Republica  que tiene un anclaje en la realidad material, en tanto de intereses se trate. Desde los medios hegemónicos de comunicación la derecha abre una cruel embestida contra el oficialismo gobernante desde 2003 -2015. Observemos algunos de los actores más relevantes, “por su supuesta espesura intelectual”

Mariano Grondona en una crítica al oficialismo gobernante decía: “La distinción entre una «pretensión hegemónica», como la que albergó el kirchnerismo, y una república democrática «normal… Por aquí se desplaza en efecto la frontera entre el autoritarismo y la libertad. La discontinuidad de la presidencia de Cristina Kirchner, que se manifestará plenamente en diciembre del año que viene, ¿permitirá la recreación de una nueva línea sucesoria, esta vez republicana y no autoritaria? La buena noticia es que ninguno de los precandidatos a suceder a Cristina en la presidencia a partir del año próximo , y ya se apelliden Sanz, Macri, Massa, Carrió…, presenta signos inquietantes del síndrome autoritario”… ” La democracia plenaria que hoy triunfa en el mundo es, en el fondo, un régimen mixto de autoridad y libertad… fue sugerida por grandes pensadores como Locke, Montesquieu y nuestro Alberdi .…  La agonía del totalitarismo kirchnerista no debe ser lamentada; el contrario, debe ser bienvenida como el anuncio de una profunda renovación republicana. … como el pleno asentamiento de esa república plenaria que aún los argentinos nos debemos.Grondona, Mariano  La Nación “Por un renacimiento Republicano” Diciembre 2013.

En el mismo sentido Santiago  Kovadloff argumentaba:..  “la conciencia de que el oficialismo está a punto de convertir a la República en la nueva desaparecida de la Argentina. Ya nadie duda de que ése es su propósito”   La República, a punto de convertirse en la nueva desaparecida”- | La  Nación- 19 de Abril 2013

¿Podrían sostener estas argumentaciones luego de 17 meses del gobierno neoliberal?: Terminantemente No! Algunas de las razones de la “republica de Macri”:

Armar un poder judicial a imagen y semejanza de los intereses hegemónicos- Plan de disciplina miento de jueces- Causas cerradas sin investigar- Inconstitucionalidad del DNU que modifica ley de ART- La disputa por el dominio mafioso de la Justicia federal- Una maquinarias política al servicio de la persecución- Abusos del caso Nisman- Nominar dos Ministros de la Corte Suprema por decreto- Pretender echar a la Procuradora General – Destituir jueces que “ponen palos en la rueda”- Detención ilegal de Milagro Salas por motivos políticos- 2×1 El máximo escándalo jurídica que beneficia a represores con reducción de sus  condenas.  Y así una interminable cadena de decisiones autoritarias que afectan a toda la sociedad y a la institucionalidad de la Republica.

Decididamente no hay posibilidad de argumentación  alguna que sostenga semejante ataque del Etado de Derecho y de la Republica toda.

Maquiavelo expresa que en toda sociedad hay dos humores: los del pueblo, que solo busca no ser dominado, oprimido; y los de los nobles, que solo buscan dominar. Entonces el deber del gobierno es frenar el apetito de los poderosos a favor de los desposeídos  “El sentido que le da  a la Republica. Era un arte que consistía en promocionar el bien común y asegurar el “vivere libero y político.

“Dicho esto, si Maquiavelo es relevante para la tradición republicana, lo es, en buena medida, por ser el primer pensador que, aceptando como punto de partida la división y el conflicto social, no circunscribe el problema de la dominación a las relaciones entre individuos, sino que las extiende a las relaciones entre ricos y pobres, entre dirigentes y dirigidos. Este es el gran debate abierto en Argentina. O los intereses del pueblo o lo de las corporaciones hegemónicas. Y cuando se resuelve a favor de una igualdad material y de derechos de las mayorías y políticas de redistribución genera conflicto. Y admirablemente Maquiavelo advertía como se podían canalizar estos conflictos pueden tender, y normalmente lo hacen, a la corrupción, a la destrucción o a la tiranía. Los grupos hegemónicos no dudaron en acudir a estas prácticas     promoviendo golpes de estado  y el autoritarismo).

Para Montesquieu: « el gobierno republicano es aquel en que el pueblo en cuerpo ó sólo parte de él ejerce la potestad soberana “La república en donde el pueblo en cuerpo ejerce el poder soberano, es una democracia. La concepción Neoliberal interpreta la libertad básicamente como ausencia de interferencia, mientras que la libertad republicana de Montesquieu y Maquiavelo la interpreta como la ausencia de dominación, esto es, no consistiría en ausencia de interferencia, sino sólo de interferencia arbitraria. Esta distinción de la interpretación es la que promueve el avance de toda la derecha conservadora liderada por el macrismo contra el kirchnerismo Y la realidad es que en el ejercicio republicano del oficialismo gobernante desde 2003 -2015 hubo interferencia pero sin dominación ya que se ejerció dentro del Estado de Derecho y las leyes, en la medida en que no son arbitrarias o injustas, no suponen una restricción de la libertad Kirchner invariablemente si había leído a Montesquieu y comprendió a Maquiavelo: el Estado de derecho y las instituciones republicanas con los derechos sociales, la revalorización del papel central del Estado y la ampliación de los caminos hacia la igualdad. Esta se parece más a la republica de Montesquieu y Maquiavelo. Adviértase la coincidencia del articulo con las categorías de análisis que se han expuesto para justificar la Republica en Maquiavelo: “Por todo ello, en las repúblicas debe ponerse al pueblo como «guardia de la libertad», (Discursos, I, V)- LXXIX- LXXX. El 10 de marzo el pueblo, levantando los pañuelos blancos en la republica, le asestó el mas terminante golpe a la derecha: NUNCA MAS, solo comparable al del 17 de Octubre de 1945.

1 reply »

Deja un comentario