COLUMNAS

Semblanza de un funcionario

nista. Titular de las Cátedras de Sociología General y Metodología de la Investigación Educativa (FFHA-UNSJ)|

El tipo no es un educador, no es maestro, ni pedagogo, no tiene título docente, nunca estuvo frente a un aula, no sabe cómo se trata con niñas, niños, adolescentes, jóvenes y adultos que forman parte del enorme sistema educativo argentino (pero suele balbucear algunas pocas citas de Sarmiento, aunque permanece la sospecha de que el prócer lo despreciaría sin prolegómenos, por pertenecer a esa “aristocracia con olor a bosta” que tanto lo desesperaba con sus dilaciones, o simplemente por inútil).

No se sabe qué lee… pero seguramente no leyó el Diario de Ana Frank, la joven víctima del aparato asesino de los nazis. Sus reflexiones acerca de que fue víctima de una dirigencia que no sabía unir son, van mucho más allá de la ignorancia… encubren un fascismo ideológico y una actitud de despreciable negacionismo de la historia  contemporánea.

Desconoce el sistema educativo, la complejidad de sus niveles, las articulaciones, las cajas curriculares, las diferencias entre, por ejemplo, educación técnica y capacitación laboral.

Tampoco sabe de formación docente, ni sabe qué sentido tiene la formación permanente.

Nunca pisó una Universidad Pública, nunca investigó en el sistema científico nacional. No ha publicado artículos ni ha hecho presentaciones en congresos pedagógicos, científicos ni de ningún tipo. No sabe lo que es una evaluación de pares.

Desprecia profundamente los gremios docentes y las reivindicaciones sindicales. A menudo disciplina con la inconstitucional práctica de pasar lista de los que hacen huelga, para descontarles días no trabajados.

Hizo una licenciatura en informática en una privada y un PG en administración de empresas en una bussiness school norteamericana.

Tiene, además de las herencias normales de su apellido patricio, sus ahorros depositados en Panamá.

Se llama Esteban Bullrich y labura de Ministro de Educación de la Nación.

Categories: COLUMNAS, DESTACADOS

Deja un comentario