notas portada

Día Internacional contra la Discriminación por Orientación Sexual e Identidad de Género

El 17 de mayo de 1990 la Organización mundial de la Salud (OMS) eliminó la homosexualidad de la Clasificación Internacional de Enfermedades, dejando de considerarla como una patología. Este acto marcó un punto de inflexión, después de casi un siglo de discriminación explícita de las instituciones médicas, educativas y judiciales, como así también de la sociedad toda, hacia las personas LGTBIQ+. Desde entonces, en esta fecha se conmemora en más de 60 países alrededor del mundo el Día Internacional contra la Discriminación por Orientación Sexual e Identidad de Genero.

San Juan, 17 de Mayo de 2021

Año tras año, esta celebración busca exigir la creación y puesta en marcha de políticas públicas que promuevan la diversidad e igualdad para todas las personas, haciendo hincapié en el colectivo LGTBIQ+ debido a la incesante discriminación de la cual han sido víctimas desde hace décadas.

Lamentablemente a nivel legal, si bien ha habido un avance significativo en los últimos años, éste de ninguna manera resolvió las necesidades estructurales del colectivo, como el derecho al acceso a la vivienda, la educación, el trabajo, la salud, entre otros, puesto que la discriminación sigue latente en la cotidianidad. Es tanto, que no fue sino hasta el 2018 que la Organización mundial de la Salud (OMS), eliminó la transexualidad de la clasificación de enfermedades mentales, incluyéndose en la lista de disfunciones sexuales. En este sentido la transexualidad perdió el carácter de trastorno psicológico, para convertirse en una cuestión meramente física.

La Argentina es uno de los países más avanzados en la región en materia legal en lo que a reconocimiento de derechos a las poblaciones LGTBIQ+ se refiere. Uno de los más significativos progresos fue la Ley de identidad de género (Ley 26.743) sancionada en el año 2012, que reconoce entre otras cosas, el derecho de todas las personas a tener su identidad sexual autopercibida en el documento nacional de identidad, sin necesidad de acreditación de intervenciones quirúrgicas, terapias hormonales u otro tipo de tratamiento. Otro punto importante a destacar consagrado en esta ley, es el acceso a la atención sanitaria integral de las personas trans.

El año pasado, el Presidente de la Nación expidió el decreto 721/2020, donde se establece el cupo laboral trans. Partiendo de la Ley 25.164 de Regulación de Empleo Público Nacional, de manera que se incluya la posibilidad de todas las personas travestis, transexuales y transgénero de acceder al empleo público y en este sentido, puedan ejercer su derecho al trabajo. El decreto establece que, en el sector público los cargos de personal, deberán ser ocupados por una proporción no inferior al uno por ciento (1%) de la totalidad de los mismos por personas travestis, transexuales y transgénero, que reúnan la idoneidad para dicho cargo.

Fuente: Infobae

Categorías:notas portada

Deja un comentario