notas portada

El gobernador de Chubut logró que la Legislatura elimine la Iniciativa Popular contra la megaminería

Fotografía de mir.arte (2021)

Con los votos del bloque oficialista y un diputado PRO, además de las abstenciones de dos radicales, el gobernador de Chubut consiguió rechazar la Iniciativa Popular, impulsada por las asambleas ciudadanas. Tras esto, asambleístas y vecinos salieron nuevamente a las calles para exigir que también se retire el proyecto de zonificación minera.

12 de Mayo de 2021

El pasado jueves 6 de mayo, el gobernador de Chubut, Mariano Arcioni, logró con los votos positivos del bloque oficialista y el diputado PRO Sebastián López y la abstención de dos legisladores de la UCR vetar la Iniciativa Popular, que ingresó a la Legislatura de Chubut al mismo tiempo que la zonificación, pero con el respaldo popular de 30 mil firmas. La estrategia legislativa fue un movimiento exprés que se concretó en solo 24 horas, algo que hasta ahora había fracasado repetidas veces para imponer la zonificación minera , la última vez tras las movilizaciones de marzo pasado. El rechazo a la Iniciativa Popular generó una reacción popular inmediata con movilizaciones y cortes de ruta, mientras que un grupo de intendentes solicitaron al gobernador que retire su proyecto de zonificación.  

“El menosprecio con que descartaron el proyecto popular, que fue gestado con un mecanismo de democracia semidirecta plasmado en la constitución provincial, originó el repudio de todas las asambleas que conformamos la Unión de Asambleas de Comunidades Chubutenses (UACCH)”, sentenció ayer la Asamblea No A La Mina de Esquel, tras lo que señalaron como una “traición” por parte de los diputados, que votaron desoyendo las masivas movilizaciones que recorren Chubut cada día 4 y ante cada intento de avanzar con la megaminería en contra de la vigente Ley 5001.   

La Legislatura votó rechazar la Iniciativa Popular —que propone prohibir la minería metalífera a gran escala con uso de sustancias tóxicas— por 13 votos a favor, 12 en contra y 2 abstenciones. Poco después de la votación, las asambleas de Esquel y Trevelin ocuparon pacíficamente los edificios municipales, las de La Comarca mantuvieron cortes sobre la Ruta 40 y las de la Costa repitieron los cortes en la Ruta 3. Mientras que miles de vecinos volvieron a salir a las calles en los distintos puntos de la provincia en defensa del agua. “Una vez más el pueblo fue avasallado por intereses económicos. La respuesta está en las calles: No es No”, fue el grito unánime que circuló en las plazas y las redes. 

La estrategia legislativa para rechazar la Iniciativa Popular

La estrategia del oficialismo para rechazar la Iniciativa Popular se comenzó a gestar solo 24 horas antes, el 5 de mayo, cuando la la Comisión de Desarrollo Económico, Recursos Naturales y Medio Ambiente, presidida por la radical María Aguilera, emitió un dictamen contra la Iniciativa Popular 129/20. «Legisladores esclavos del lobby megaminero decidieron que mañana es el día para rechazar la Inciativa Popular presentada por el pueblo de Chubut en defensa del agua y el ecosistema. Justificados por un dictamen escrito por la cámara de proveedores mineros», denunciaron desde las asambleas.  

En el recinto, Arcioni cuenta con solo 12 del bloque Alianza Chubut Al Frente. Entre ellos el del diputado oficialista Miguel Antín, quien ayer votó para descartar la Iniciativa Popular, a pesar de que había sido uno de los 30 mil firmantes. La tensión por el impulso de la zonificación provocó que cuatro diputados —Leila Lloyd Jones, José Giménez, Tirso Chiquichano y Rossana Artero— se abrieran del oficialismo y formaran el bloque Chubut Unido, que ayer votó en contra del rechazo. 

El voto número 13 con el que siempre cuenta Arcioni es el del legislador PRO Sebastián López, investigado por corrupción desde que se filtró un video en el que se ofrecía a hacer lobby a favor de la megaminería. Mientras que el bloque Alianza Frente de Todos se mantiene en contra del tratamiento que el gobernador realizar para instalar el Proyecto Navidad de la multinacional Pan American Silver. 

«¿No les parece que estamos silenciando las manifestaciones populares? sin debate, sin tratamiento serio y responsable. Estamos acribillando la democracia», sostuvo ayer la legisladora Mónica Saso del bloque Frente de Todos, alineado con la postura del titular del PJ provincial, Carlos Linares. La posición clave de ayer para conseguir el objetivo de Arcioni fueron las abstenciones de la radical María Aguilera y su compañero de bancada Manuel Paglarioni.   

Rechazo de intendentes y legisladores nacionales

Tras conocer el rechazo, los Intendentes de Esquel, Trevelin y Lago Puelo enviaron notas a la Legislatura manifestando su preocupación por “la falta de respeto a la decisión popular” y solicitaron el retiro del proyecto de zonificación minera que aún tiene estado parlamentario, pero con el cual el oficialismo no logra avanzar por la falta de consenso y votos.  

El ruido político generado por el rechazo exprés de la Iniciativa Popular llegó al ámbito nacional desde donde el diputado y presidente de la Comisión de Ambiente, Leonardo Grosso señaló: «La legislatura chubutense, al servicio de las mineras, rechazó una iniciativa popular con 30.000 firmas, que pedían ponerle freno a la megaminería y proteger el agua. Ahí donde un diputado Pro pedía coimas para avanzar con proyectos mineros. ¡Qué vergüenza legislar contra la gente!» 

Por su parte el senador por Chubut Alfredo Luenzo expresó: «Lamento que en la sesión de este jueves, la Legislatura haya rechazado al proyecto de Iniciativa Popular contra la minería que tenía más de 30 mil firmas. Se le dio la espalda sin siquiera escuchar a sus autores, la Unión de Asambleas Ciudadanas. La minería no es la solución a la profunda crisis de la provincia. Nunca el modelo extractivista es la solución».

Fuente: Tierra Viva. Agencia de Noticias

Categories: notas portada

Deja un comentario