notas portada

Histórica condena a 12 años de prisión a exsacerdote catamarqueño por abusar de una menor

Juan de Dios Gutiérrez fue condenado por el delito de «abuso sexual con acceso carnal agravado por la condición de ser representante de un culto religioso».

30 de Abril de 2021

La justicia de Catamarca condenó por primera vez en la historia de la provincia a un exsacerdorte católico a la pena de 12 años de prisión por el delito de abuso sexual a una adolescente en 2016, informaron fuentes judiciales.

Se trata de Juan de Dios Gutiérrez, quien fue condenado por el delito de «abuso sexual con acceso carnal, agravado por la condición de ser representante de un culto religioso» en perjuicio de una adolescente de 16 años, en lo que fue el primer juicio con un exsacerdote católico en Catamarca.

Luego de seis días de debate realizados de manera virtual, el histórico veredicto fue dado a conocer este viernes por el tribunal de la Cámara Penal de Tercera Nominación de Catamarca, integrado por los jueces Patricia Raquel Olmi César Marcelo Soria y Jorge Rolando Palacio.

Según fuentes del tribunal, «la pena se efectivizará una vez que se encuentre firme la presente sentencia”, por lo que Gutiérrez permanecerá en libertad hasta ese momento.

Gutiérrez conoció la sentencia en una Casa Parroquial, donde se encuentra confinado, debido a que el pasado lunes, durante la segunda jornada del debate, el exsacerdote debió ser aislado e hisopado por ser contacto estrecho de un caso positivo de coronavirus y en la jornada del jueves el test realizado confirmó que era positivo.

Por su parte, el representante del Ministerio Público Fiscal, Miguel Mauvecín, había solicitado la condena de 15 años de prisión para Gutiérrez a quien calificó de “depredador sexual”, mientras que querella había solicitado al tribunal veinte años de prisión efectiva.

El debate, que fue suspendido en dos oportunidades, debía comenzar el pasado 14 pero el entonces abogado de la defensa, Gustavo Martínez Azar, se negó a ingresar a la sala de la Cámara Penal N° 3 sosteniendo que «no estaban dadas las condiciones de salubridad, debido a que en el lugar había casos positivos de Covid-19 y que no podía seguir el debate de manera remota por problemas de conectividad».

Ante esta situación, el tribunal decidió suspender el inicio «por abandono de la defensa», resolvió pasar a un cuarto intermedio hasta el martes de la semana pasada y apartar a Martínez Azar de la defensa.

Ese día el tribunal decidió nuevamente la postergación del debate, debido al cambio de abogados de la defensa del sacerdote y resolvió que el juicio comience viernes de la semana pasada.

“Nosotros estamos conformes, queríamos que se condene, que se realice el juicio, que se lleve a cabo el debate que nos ha costado hasta la salud, hoy lograr esto para nosotros es muchísimo es un gran logro. Es por lo que veníamos luchando hace 6 años lo acabamos de concretar, lo acabamos de ver, de escuchar”, dijo visiblemente emocionada a la prensa, la madre de la víctima, AC.

En esta línea, la mujer, quien forma parte de la Red de Sobrevivientes de Abusos Eclesiásticos destacó el trabajo del tribunal de la Cámara Penal 3.

“Nos emociona muchísimo. Quiero destacar el trabajo del tribunal es algo histórico en lo que significa para justicia de Catamarca. Hoy recibimos sentencia todos juntos con mi familia. Ha sido emocionante; hubo muchos sentimientos encontrados”, dijo.

Y puntualizó: “Hoy puedo decir que sí, que hoy la tengo a mi hija de vuelta. Ella, al escuchar la sentencia, supo que se hizo justicia. Tiene muchas ganas de vivir. Hoy la tengo conmigo para siempre”.

Por su parte, la abogada de la querella, Silvia Barrientos, señaló: “Por suerte tenemos la condena que se merecía. Creo que esta condena significa mucho no solo para la familia, sino también para todas las otras víctimas de abusos eclesiásticos y de abuso en general. Tenemos la condena que es lo que vale y lo que importa ahora”.

La letrada destacó el trabajo realizado por el fiscal de la causa, Miguel Mauvecín, quien durante los alegatos calificó al acusado como un “depredador sexual”.

“Muy bien los alegatos del señor fiscal. Un fiscal qué ha merituado no solo el agravante de ser ministro de un culto, sino también otro agravante, ha merituado también el extremo de vulnerabilidad de la víctima tildándolo de depredador sexual. Era un depredador un lobo con piel de cordero”, dijo Barrientos.

Por su parte, el otro abogado de la querella, Mariano Furque explicó que la sentencia “a esperanza a las víctimas de abuso” y adelantó que los fundamentos de la sentencia se conocerán el próximo 12 de mayo.

“Creo que cualquier sentencia que se hubiera dictado no repara el daño que se ha cometido, pero sin duda significa una esperanza para todas las víctimas de abuso”, dijo.

Furque indicó que “el tribunal no ha ordenado una inmediata detención, por lo que cuando quede firme la sentencia esto se va hacer efectivo”.

Manipulación y abuso
Según se pudo constatar durante el debate, el hecho por el que fue condenado Gutiérrez ocurrió en el 2015, cuando el exsacerdote dirigía un movimiento juvenil cristiano en la ciudad de Belén, al que la víctima había ingresó un año antes y, luego de un tiempo, el sacerdote habría manipulado a la adolescente para entablar una relación de índole sexual con él y no le permitía hablar con nadie, ni confesarse para no ser descubierto.

Durante los alegatos frente a la Cámara Penal de Tercera Nominación, militantes de agrupaciones feministas acompañaron a la víctima con carteles y canticos dirigidos a la Iglesia Católica y al exsacerdorte.

En Catamarca existen otras dos causas contra sacerdotes acusados de abuso: el caso del cura Renato Rasguido, cuya causa fue elevada a juicio esta semana por el juez subrogante de Control de Garantías de Andalgalá, Daniel Farroni

Rasguido fue denunciado e imputado en el 2014 por cuatro hechos de abuso sexual ocurridos entre 2012 y 2013.

El otro caso es el del cura Moisés Pachado, quien está acusado de dos hechos de abuso sexual ocurridos entre 1997 y 2000 en Belén y por el cual la Cámara de Apelaciones rechazó en noviembre de 2020 un planteo de prescripción de la defensa.

El juicio contra Gutierrez se considera un hecho histórico para la provincia porque fue el primer juicio contra un ex sacerdote de la Iglesia Católica y además se realizó en una región donde según la ‘Segunda Encuesta Nacional sobre Creencias y Actitudes Religiosas en Argentina’ realizada por el CONICET en el 2019, el NOA es la región más católica del país.

Fuente: Télam

Categories: notas portada

Deja un comentario