NACIONALES

Salta: amenazan a una periodista por descubrir que un senador estaba «de joda» rompiendo la cuarentena

Este domingo la corresponsal de Canal 7 Teresita Frías, a través de los mensajes de vecinos que le advertían de una reunión en calle Independencia, pudo corroborar que en un complejo habitacional perteneciente al senador Daniel D’Auria se encontraba él junto a familiares y amigos rompiendo el aislamiento social y consumiendo bebidas alcohólicas.

Por si fuera poco, los vecinos llamaron a la Policía de la Comisaría N° 30 innumerables veces, pero la misma, además de llegar media hora después, no hizo más que advertirles de una manera “muy condescendiente”.

Frías explicó que el personal policial le aseguró que se trataba de una reunión familiar junto con empleados del senador, lo cual, como sabemos, a través del Decreto de Necesidad y Urgencia del presidente Alberto Fernández, esto queda prohibido puesto que se está violando el aislamiento social.

Asimismo, reclamó que el personal policial no actúa con la misma vara para todos, ya que en barrios pobres se lleva detenido y hasta con represión a los vecinos, pero en este caso, no fue así.

“Daniel D’Auria es un senador conocido en el sur de Salta, más que por sus gestiones, por sus incontables faltas a la Cámara de Diputados y en el 2013 tomó entidad pública porque en el ex peaje AUNOR, Gendarmería secuestró de la camioneta donde él viajaba once envoltorios de marihuana que contenían 60,37 gramos y ocho tizas de 68,57 gramos de pasta base de cocaína. En esa ocasión, el legislador utilizó sus fueros y salió impune de esa situación. Al parecer, sus allegados, también utilizan su nombre para violar una cuarentena obligatoria y ni siquiera responder con una multa”, publicaba Teresita Frías en la primera nota.

A raíz de esto, la periodista de Canal 7 dialogó en exclusiva con un medio local y comentó que un colega se contactó con ella para decirle que el mismo Daniel D’Auria lo llamó, le confirmó que él estaba en el lugar y le pidió que le advirtiera a Frías que no haga público lo que sucedió el pasado domingo en plena cuarentena. Esto da cuenta la poca libertad que tienen los periodistas a la hora de informar, más cuando se trata de personas poderosas y con cierto prontuario.

Deja un comentario