notas portada

Congreso: Senadores aprobaron el pliego de 12 jueces

Sin la presencia de la bancada del FPV-PJ y la abstención de Pino Solanas, el oficialismo y sus aliados sesionaron por última vez antes del receso invernal para aprobar proyectos exigidos por el Ejecutivo. Así nombraron a una docena de nuevos magistrados para ocupar sitios en la Justicia Nacional.

En la previa al receso invernal y tras dos meses sin actividad, el Senado volvió a trabajar a las apuradas para aprobar pliegos de 12 jueces y otros proyectos exigidos por el Poder Ejecutivo. Fue la primera vez que se reunieron después de que Michetti cancele el canje de pasajes lo que desató comentarios negativos contra la vicepresidenta.

Durante la jornada, hubo un homenaje al ex presidente Fernando de la Rúa, quien falleció la semana pasada, y fuertes críticas, por parte de la oposición, a dos medidas impulsadas por el Gobierno en los últimos días: la eliminación del canje de pasajes por parte de los miembros de la Cámara Alta y la creación de un Servicio Cívico Voluntario. 

En un intento por mostrar un Senado en marcha, fueron aprobadas las designaciones de una docena de magistrados para ocupar sitios en la Justicia Nacional y la de tres defensores públicos. Los senadores Fernando Pino Solanas y María Magdalena Odarda se abstuvieron, mientras que el bloque del FPV-PJ se levantó antes de la votación.

El primero en elevar la voz contra Michetti -que no fue a trabajar- fue el senador formoseño José Mayans quien hizo uso de la cuestión de privilegio para acusarla de querer mostrarse como una heroína con la implementación de esta medida. También, consideró que la implementación del decreto «desprestigia» a la política y consideró que no son más que fuegos artificiales en el marco de la campaña electoral.

De paso, el senador se encargó de detallar que «los gastos totales del Poder Legislativo, de ambas cámaras con toda su estructura, son el 0,5% del presupuesto. Un número que a veces ni se cumple porque la ejecución llega al 0,4%». Y aprovechó para comparar la medida con las dictaduras militares que lo primero que hacen es cerrar el Congreso.

La senadora pampeana Norma Haydeé Durango fue la única que se expresó contra el Servicio Cívico Voluntario en Valores que sacó el Poder Ejecutivo por decreto mediante las firmas del Presidente y la ministro Bullrich. «Nos preocupa que militaricen a nuestra juventud», además de cuestionar que el proyecto no haya pasado por el Congreso.

Categories: notas portada

Deja un comentario