TITULOS

Ocho de cada diez mujeres políticas de Argentina sufrieron violencia de género

El Equipo Latinoamericano de Justicia y Género realizó la primera investigación sobre violencia política con testimonios en primera persona.

Argentina es considerado un país clave en cuanto a participación política de mujeres por haber introducido una ley de cupo femenino y elegido en dos oportunidades a una presidenta. Sin embargo, según una investigación sobre la actuación política en este campo, muchas mujeres reciben violencia de género en altos porcentajes y formas, en su mayoría violencia psicológica.

El Equipo Latinoamericano de Justicia y Género (ELA) realizó la primera investigación sobre violencia política de Argentina a partir de experiencias en primera persona de mujeres de todo el arco político. El resumen estuvo coordinado y elaborado por Lucía Martelotte junto al trabajo de campo de Ximena Cardoso Ramírez, Nadia Ferrari, Victoria Gallo, Natalia Gherardi, Celeste Minetto y María Eugenia Nieto. El estudio se presentó el pasado 4 de septiembre en el salón Illia del Senado en un evento organizado por la senadora Nancy González.

Mujeres en cargos actuales, mujeres políticas en su trayectoria, autoridades electas o militantes en sus primeros pasos de carrera. Todas las políticas han recibido un tipo de violencia en algún momento. La publicación recoge los primeros datos sobre la dimensión del problema y las experiencias dentro del Poder Legislativo, “un problema poco explorado” que implica violencia física, sexual, psicológica, moral, económica o simbólica.

 

El informe visibilizó una cifra alarmante: el 64 por ciento de las entrevistadas fueron amenazadas o intimidadas durante el ejercicio de sus funciones políticas; al 58% le han impedido que asista a reuniones importantes o en las que se toman decisiones relevantes; al 53 por ciento le han restringido el uso de la palabra en reuniones o sesiones e incluso el 27 por ciento ha percibido un ingreso salarial menor por su condición de género.

En la investigación respondieron legisladoras de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y del Congreso de la Nación, sobre sus trayectorias políticas, los obstáculos para la participación a lo largo de sus carreras y la prevalencia de situaciones de violencia política. Posteriormente se elaboró un cuestionario de 30 preguntas cerradas, que se realizó a una muestra de 45 casos incluyendo legisladoras porteñas y legisladoras nacionales de once provincias (Buenos Aires, CABA, Chaco, Chubut, Córdoba, Formosa, Jujuy, Mendoza, Misiones, Santa Fe, San Juan).

7afbd1f787444a9f9ddc891944669eb8_MAIN

El informe advierte que la violencia contra las mujeres en política constituye un “obstáculo que impide su plena participación en puestos de toma de decisión en diferentes espacios y refuerza roles tradicionales de género, socavando la calidad de la democracia, el desarrollo y el pleno disfrute de sus derechos humanos”.

Los resultados: ¿quién agrede y cómo?

* La violencia contra las mujeres en política está muy extendida. Ocho de cada diez encuestadas afirmaron haber vivido situaciones de violencia de género a lo largo de sus carreras políticas.

* Las más frecuentes: psicológica (50%), simbólica (28%), económica (22%). La violencia física como la violencia sexual fueron reportadas en menos del 10% de los casos.

* Los factores que actúan como obstáculos para la participación de las mujeres en política fueron en su mayoría de tipo cultural: las responsabilidades familiares (91 por ciento), la cultura dominante y su concepción del rol de las mujeres en la sociedad (89 por ciento), y la falta de apoyo de los hombres (76 por ciento). Aparecen factores como la falta de recursos económicos (64 por ciento) y el temor por la integridad física (18 por ciento).

* El 63% de las encuestadas señaló que la violencia fue ejercida por varones; un 32 por ciento que las habían agredido indistintamente varones y mujeres; un 5% que las agresoras habían sido mujeres. Las opciones mencionadas con más frecuencia fueron “alguien a través de las redes sociales” (71%), y “Alguien de otro partido” y “Alguien de mi partido” (ambas con 67%). En relación con el lugar en el que se produjeron las agresiones, los más mencionados fueron internet (62%), la sede o alguna actividad del partido (44%) y el recinto (40%).

* Falta de apoyo familiar: aunque un 67 por ciento señaló la falta de apoyo de las familias como uno de los principales obstáculos para que las mujeres se involucren en política, sólo el 29 por ciento de las encuestadas afirmó que sus parejas se quejan de que no pasa tiempo con ellos, y un 51 por ciento recibir reclamos de hijas e hijos.

d08dee8bb0e452dbf03f0ad34e0ae64d_MAIN

 

Fuente: Ela/tiempoArgentino

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: