TITULOS

El Senado frenó el tarifazo, pero Macri ya firmó para vetar la Ley

Durante la madrugada de este jueves ocurrió la votación, luego de unas 12 horas de debate. El peronismo de Miguel Pichetto, el kirchnerismo y otros bloques opositores aprobaron por 37 votos contra 30 el proyecto que retrotrae tarifas al 1 de noviembre y pone como techo el aumento de salarios. El presidente Mauricio Macri ya tendría el decreto para voltear la norma.

Pasadas las 3 de la madrugada de este jueves y tras unas 12 horas de debate, la Cámara de Senadores convirtió en ley el freno al tarifazo, que ya traía media sanción de Diputados. La votación terminó bastante ajustada, con 37 por la afirmativa y 30 por la negativa. Sin embargo, medios alineados con la Casa Rosada aseguran que el presidente Mauricio Macri ya tiene el decreto del veto terminado, para derribar la norma de inmediato.

El debate contó con más de 50 oradores anotados, de un total de 72 senadores, donde las posturas se dividieron con claridad. Por un lado la oposición al unísono reclamó tarifas racionales cuestionando la política del macrismo de garantizar la rentabilidad de las empresas con el ajuste de las familias. Por otro lado Cambiemos tildó la iniciativa de demagógica e irresponsable, por el costo fiscal que involucra.

Con Miguel Pichetto al frente del proyecto opositor, la votación de este jueves podría considerarse un punto de inflexión en la relación entre la Casa Rosada y el peronismo dialoguista.

El peronista formoseño José Mayans, como informante del proyecto opositor que ya tenía media sanción de Diputados, sostuvo que “dio pena el Presidente en su mensaje (del lunes) atacándonos y no diciéndole la verdad a la gente”. “Vienen tiempos peores, esto no va a terminar bien”, sostuvo.

El macrista Esteban Bullrich, presidente de la comisión de Presupuesto, respondió: “La oposición sabe que el proyecto no tiene ninguna posibilidad de ser implementado. Reconocen que no les importa, porque dicen que quieren enviarle un mensaje al Ejecutivo”.

La cristinista mendocina Anabel Fernández Sagasti defendió la política energética de la era K, sosteniendo que “el acceso a los servicios públicos era un derecho y para ustedes una mercancía”. Pino Solanas, de Proyecto Sur, pidió “no ser hijos de la pavota” y sostuvo que la política oficial era “una canallada” en que “hacen negocios las grandes corporaciones ligadas al Gobierno”.

Durante toda la tarde en el Gobierno siguió presionando para torcer el rumbo de las cosas. Hacia las nueve de la noche, se confirmó que Adolfo Rodríguez Saá se había vuelto a San Luis (un voto menos para el proyecto opositor; otro, la santiagueña Blanca Porcel, ausente).

Por su parte, la senadora neuquina Lucila Crexell, del MPN pero enfrentada a Pereyra, no tuvo problema en admitir en diálogo con Clarín y otros medios que había negociado su voto de rechazo, a cambio del “compromiso” de la Rosada de prorrogar una ley frutícola de su autoría que beneficia a Neuquén y otras provincias patagónicas.

En el bloque del PJ también se ausentó la sanjuanina Cristina López de Abarca, pero sí estuvo y votó a favor Rubén Uñac, hermano del gobernador Sergio Uñac. También regresó al recinto a las 2.20 de la madrugada Carlos Menem, para sumar su voto al bloque Pichetto, que integra.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: