notas portada

#NIUNAMENOS: el Estado nuevamente cómplice de un femicidio

Identificaron a la joven que fue hallada muerta en un contenedor de zona oeste. María del Rosario Vera sufrió violencia. Su ex tenía tobillera electrónica, violó el perímetro y no lo apresaron a tiempo.

María del Rosario Vera tenía 23 años, tres hijos y por la situación de violencia machista que vivía había estado en un refugio municipal. Ayer se supo que ella era la mujer cuyo cuerpo calcinado fue hallado en un contenedor de Gaboto y Felipe Moré. María del Rosario colaboraba además con un merendero de su barrio, del Movimiento Evita. La ex pareja estaba en prisión domiciliaria, con tobillera electrónica, desde noviembre, a raíz de una denuncia de amenazas realizada por la propia víctima. El hombre había violado el perímetro a principios de diciembre, el 27 de diciembre solicitaron una nueva audiencia para pedir la revocación de la domiciliaria. La Oficina de Gestión Judicial no programó esa audiencia, que ser hará hoy, a las 9, cuando ya no hay protección que valga para María del Rosario. Pero no es la única línea de investigación.

«Desde el Movimiento Evita Santa Fe exigimos justicia por el femicidio de nuestras compañeras María del Rosario Vera y Lucía Dioses. A Lucía, de 29 años, la mató su pareja el 31 de diciembre último en Máximo Paz», expresaron en un comunicado. En medio de las gestiones y el acompañamiento a la familia de María del Rosario, la dirigente territorial del Evita, Alejandra Fedele, subrayó la «falta de seguimiento» por parte del estado.

«En un contexto en el que cada día nos enteramos del arrebato de una mujer más a manos de la violencia machista, el caso de María del Rosario y el de Lucia nos tocan de cerca por ser jóvenes que participaban de un merendero de la zona oeste de Rosario y en la organización de las mujeres de la economía popular en Máximo Paz respectivamente, es decir, para dignificar el día a día de los y las últimos de la fila, los y las más vulnerables a las políticas de ajuste económico implementadas desde el gobierno nacional», dijeron desde el Movimiento Evita.

La audiencia por la violación de la ex pareja, en diciembre, del perímetro de la víctima se hará hoy.

El fiscal Florentino Malaponte, de la Unidad de Homicidios Dolosos, es el encargado de investigar el crimen, y ayer había medidas en curso, en reserva para no complicar la pesquisa.

«A María y Lucia las mató un femicida, sus crímenes advierten una vez más que el patriarcado se alimenta de esta depredación sobre el cuerpo femenino, sobre cuerpos que merecen expresarse en libertad. Por eso los somete, los controla, los descarta. Pero también las mató el Estado. El femicidio de María, el de Lucía, el de Micaela, el de todas las mujeres que ya no están, son crímenes sociales en el que el Estado es responsable», dijeron las militantes del movimiento Evita.

María del Rosario había recurrido al estado por ayuda. «Una vez más advertimos el déficit en políticas de género preventivas, la falta o la ineficacia de respuestas cuando las mujeres denuncian situaciones de violencia, el descreimiento y la revictimización que sufren las mujeres más aún aquellas de sectores populares, y la falta de seguimiento y acompañamiento, sin herramientas para la autonomía económica y la posibilidad de una vida más digna y libre. Las mujeres recorren un camino de ausencias públicas, respuestas fragmentadas del problema o de violencia institucional», agrega el comunicado.

Fuente: Página12/ NIUNAMENOS

 

Deja un comentario