NACIONALES

Macri lo hizo: El déficit comercial argentino es récord en 2017

A falta de un mes para cerrar el año, la balanza muestra un rojo de US$ 7.656 millones, producto de mayores importaciones y exportaciones en baja. Crece la compra de maquinaria.

Argentina exporta menos e importa más. Por ese motivo, por primera vez desde el cambio de milenio cerrará un año con su balanza comercial en rojo. Para colmo, medido en dólares, se trata del déficit más alto en la historia del país, aunque este último dato debe relativizarse puesto que el dólar actual vale, en términos de poder adquisitivo, mucho menos que en los ’90, cuando nuestro país sufrió rojos constantes en su intercambio de bienes y servicios con el resto del mundo.

En concreto, noviembre cerró con un déficit de 1.541 millones de dólares y se convirtió en el mayor rojo del año. En el mismo mes de 2016 se había reportado un superávit de 124 millones. De esta forma, la balanza comercial muestra un resultado negativo de 7.656 millones de dólares en lo que va del año, cifra que contrasta con los 1.935 millones del período enero-noviembre de 2016.

“El deterioro en la balanza comercial es generalizado. Los datos a noviembre reflejan un deterioro de todas las balanzas bilaterales del país, exceptuando los países del Medio Oriente. El deterioro se dio en el comercio con Brasil, la Unión Europea, Estados Unidos, China y Latinoamérica, entre otros”, advirtió la consultora ABECEB.

Los ingresos por exportaciones disminuyeron 4,9% debido tanto a la menor cantidad de productos vendidos y a una leve baja en los precios, mientras que la salida de divisas por importaciones aumentó 30,2% por la creciente cantidad de bienes y servicios adquiridos y por una suba de precios en la mayoría de los rubros implicados.

El ministro de Producción, Francisco Cabrera, consideró que el saldo negativo de la balanza comercial “es la contracara de muchos años de aislamiento” y destacó que “el primer rubro de crecimiento de las importaciones es el de equipamiento para empresas”. Según el funcionario, “esto demuestra que han pasado muchos años de una economía cerrada y ahora estamos abriendo estos caminos para poder exportar”.

Para conseguir los dólares que requieren los importadores, el Estado debe emitir bonos en el exterior. Este dato es uno de los que explica, junto al déficit fiscal persistente, el crecimiento de la deuda argentina en 2017.

Deja un comentario