NACIONALES

Así quedaría el Congreso si el resultado de las PASO se repite en octubre

Si bien las primarias no definen el reparto de bancas y cargos, funcionan como una posible proyección hacia una tendencia respecto de cómo quedaría el Parlamento nacional a partir del 10 de diciembre. ¿Sumaría escaños el macrismo? ¿Se convertiría en mayoría?

A pesar de que aún hay un final abierto en distritos importantes, como las provincias de Buenos Aires y Santa Fe, con polémicas en torno a la realización del escrutinio por parte del Gobierno, las PASO 2017 terminaron y la mirada ahora está en las generales de octubre. Ya están definidas las candidaturas que competirán y que definirán al nuevo Congreso de la Nación. ¿Cuál es la conclusión? Si los resultados de estas elecciones se repiten en octubre, Cambiemos ampliaría su bloque en el Senado y en Diputados, pero seguiría sin mayoría en ambas Cámaras.

Actualmente, en Diputados Cambiemos tiene 86 bancas y pone en juego 40. Con los porcentajes obtenidos en todo el país, alcanzaría entre 57 y 58 escaños, lo que lo dejaría con un bloque de 103 o 104 diputados, 17 o 18 más que los actuales.

De todos modos, en esta Cámara Unidad Ciudadana sostendría una posición expectante. Actualmente, junto con aliados, posee 71 bancas y pone en juego 31, pero sólo perdería una, quedando en 70.

Quien sí sufriría una importante pérdida es Sergio Massa, cuya bancada, Unidos por Una Nueva Argentina, se reduciría fuerte: de los 37 diputados que posee, quedaría en 22. Esto es porque pone en juego muchas bancas obtenidas en 2013 cuando ganó la provincia de Buenos Aires, mientras que en esta elección sólo se quedaría con 5 escaños en el mismo territorio. De hecho, dejaría el Congreso el propio Massa y su aliada Margarita Stolbizer.

En caso de que Cambiemos retenga la diferencia de votos en octubre, sumará ocho bancas en el Senado, mientras que el PJ-FPV perdería seis escaños, aunque seguiría siendo mayoría. Esta estimación mantiene como primero en la provincia de Buenos Aires a Esteban Bullrich, a pesar del escandaloso conteo de votos a través del que se impone por 0,08 por ciento a Cristina Kirchner pero sin contabilizar mesas de la primera y tercera sección, donde se impuso Unidad Ciudadana.

El oficialismo en el Senado pasaría de tener 15 bancas a 23. El PJ-FPV, que actualmente cuenta con 41 escaños (con aliados incluidos) se quedaría con 35, dos menos que el quórum, aunque los posicionamientos políticos dentro de ese bloque todavía no se pueden pronosticar, por lo que el número puede variar.

Esto es porque Cambiemos se impondría en Santa Cruz, Jujuy, San Luis y, en principio, Buenos Aires, por lo que sumaría dos bancas en cada una. Mientras tanto, pierde pero suma un escaño en Formosa, La Rioja, San Juan y Misiones.

El bloque mayoritario arriesga las dos bancas de mayoría por Buenos Aires, Jujuy, San Juan, Formosa, Santa Cruz, La Rioja y Misiones, donde además se juega el lugar de Sandra Giménez, que pese a tener un monobloque actúa como aliada de la bancada mayoritaria. En tanto, el oficialismo sólo pone en juego las bancas de los radicales Silvia Giacoppo en Jujuy, Luis Naidenoff en Formosa y Alfredo Martínez en Santa Cruz, y la del aliado peronista Roberto Basualdo en San Juan.

Deja un comentario