notas portada

Un mes sin Guadalupe

«Estamos muertos en vida, devuelvan a mi nieta» fue el pedido desesperado que Silvia Domínguez, la abuela materna de Guadalupe Lucero, la nena de 5 años desaparecida en San Luis, al cumplirse un mes «sin Lupe» un hecho que calificó de «increíble e inesperado».

14 de Julio de 2021

El 14 de junio último, Guadalupe Belén Lucero, jugaba en la vereda de su casa con sus primos, primas y su hermano, mientras la familia festejaba un cumpleaños familiar. Su mamá, Yamila Cileone, salió a abrigarla en una tarde fría, en la que las calles del barrio estaban desiertas porque jugaba la selección argentina de fútbol. Después, regresó a la casa a tomar un chocolate y ya nunca más volvió a ver a su hija.

Minutos después, una de su prima entró al domicilio diciendo: «Guadalupe no está».

Tras un mes de búsqueda, la policía provincial, los agentes de la federal, los expertos en búsqueda de personas desaparecidas, los equipos de canes de varias provincias, no pudieron dar con una pista sobre lo que ocurrió.

Caratulada preventivamente como «búsqueda de persona», el sumario policial debería cerrarse hoy, si no hay un pedido de prórroga en contrario, manifestó Héctor Zabala, el abogado de Eric Lucero, quien confirmó la participación del papá de Guadalupe en la marcha convocada para esta tarde.

Zabala también relató que ayer el papá de la niña fue citado a ampliar su declaración testimonial a raíz de algunos mensajes que recibió en su teléfono y que podrían aportar datos para la búsqueda.

«Son mensajes que envía gente de buena fe», dijo y aclaró que el hombre «dejó el móvil para que sea peritado por la Policía».

Durante este mes, la policía realizó 251 allanamientos, tanto en San Luis como en Río Negro, Mendoza y Misiones. Además, se rastrillaron 600 sectores en toda la provincia y cinco diques, según la información brindada por relaciones policiales.

También se disparó el alerta Sofia que estableció una recompensa de 2 millones de pesos por parte del Gobierno nacional, mientras que el juez Penal Nº 2, Ariel Parrillis, incorporó a la investigación a los fiscales Virginia Palacios Gonella y Esteban Roche. Ninguna de las medidas dio hasta ahora resultados concretos.

Por estas horas, la Justicia está a la espera de las imágenes satelitales y geolocalización en el barrio 544 Viviendas, en donde la menor fue vista por última vez, denominada por los investigadores como «zona cero».

Zabala aseguró que la investigación se centrará en las pericias a 250 celulares que estaban en el barrio el día de la desaparición. El análisis estará a cargo de Gendarmería Nacional, y para el abogado puede «ser esclarecedor».

Fuente: Ámbito

Categorías:notas portada

Deja un comentario