notas portada

La Cámara de Casación Penal busca darle la prisión domiciliaria a Jorge Olivera, uno de los principales represores del terrorismo de Estado en San Juan

Jorge Olivera en audiencias judiciales

Jorge Olivera estuvo involucrado en el secuestro, tortura y desaparición de numerosas personas detenidas-desaparecidas en la provincia durante el terrorismo de Estado. Ahora busca conseguir el beneficio de la domiciliaria porque cumplió 70 años.

San Juan, 23 de Marzo del 2021

Faltando menos de un día para la fecha conmemorativa del Día de la Memoria, la Cámara de Casación Penal busca otorgar la prisión domiciliara al represor Jorge Olivera, que operó como agente de inteligencia durante la última dictadura cívico militar. Olivera no tiene aun la prisión domiciliaria, solo un fallo de casación. Desde la Fiscalía Federal de la provincia, se informó que se aguarda la posible apelación del fiscal de casación Raul Plee, con el objeto de evitar este hecho. Dicho fiscal apeló cuando sucedió lo mismo con De Marchi y buscaron darle la prisión domiciliaria. Su actuación ha evitado ciertos hechos dependientes de las decisiones judiciales.

El fallo que buscan darla a Olivera, se basa en que el genocida ya cumplió los 70 años, edad mínima para poder recibir el beneficio, sumado a algunos problemas de salud como la hipertensión. También había dado positivo de coronavirus y en más de una oportunidad había pedido el beneficio de la domiciliaria.   

Olivera era agente de inteligencia de la dictadura y estuvo involucrado en el secuestro y asesinato de la modelo franco-argentina y militante de la Juventud Peronista Marie Anne Erize Tiseau, ocurrido en octubre de 1976. El 4 de julio de 2013 recibió en San Juan una condena a cadena perpetua al ser considerado coautor responsable de violación de domicilio, privación ilegítima de la libertad, imposición de tormentos agravado por su estado de cargo público y asociación ilícita, entre otros cargos. El 25 de julio del 2017  consiguió que lo trasladaran junto a otro represor al Hospital Militar Central en Buenos Aires para controles médicos menores. Pero de allí huyó y permaneció prófugo hasta que fue recapturado mientras se ocultaba en el baúl de un auto.

Esta no es la primera vez que Olivera hacía el pedido de la prisión domiciliaria, aunque anteriormente solo recibió negativas. A principios de año, a través de su defensor, el exjefe de Inteligencia durante la última dictadura, la había solicitado por «los catastróficos efectos del virus Covid-19» que había padecido al contagiarse en la Unidad Penal 34 de Campo de Mayo. 

En ese momento, los jueces Daniel Doffo, Eliana Rattá y Carlos Lascano, del Tribunal Oral Federal local, se lo denegaron porque, según un informe del Cuerpo Médico Forense de la Corte Suprema de Justicia, su salud no registraba secuelas de la enfermedad, por lo que, tal planteo, carecía de «fundamentación que lo respalde». 

Como agravante, el militar retirado se fugó en dos ocasiones, la última de ellas, a días de recibir su primera condena por delitos de lesa humanidad cometidos en San Juan. En su cuenta también carga con otro castigo a prisión perpetua.

Fuente: Tiempo de San Juan

Categorías:notas portada

Deja un comentario