notas portada

Pobreza cero : más del 50% de los niños y adolescentes argentinos son pobres

Según el informe del observatorio de la Universidad Católica Argentina el 51,7 por ciento de los chicos argentinos son pobres y un 10,2 por ciento se encuentran en la línea de indigencia. Mientras un 29,3 por ciento tiene déficit en sus comidas, un 13 por ciento pasó hambre durante 2018. En el conurbano la situación todavía es mucho más grave.

El informe del Barómetro de Deuda Social de la Infancia de la Universidad Católica Argentina arrojó números alarmantes. A cuatro años de que Mauricio Macri prometa «pobreza cero», el 51,7% de los chicos y adolescentes se encuentran en situación de pobreza y el 10,2% son indigentes. 

Los principales motivos que recrudecieron la situación del sector más vulnerable de la sociedad fueron la devaluación superior al 50%, la inflación del 47,6%, caída del empelo y shock tarifario. Aún más grave son los datos respecto a la alimentación: un 29,3% tiene déficit en sus comidas, un 13% pasó hambre durante 2018 y la asistencia en comedores alcanzó el 35%.

“Las crisis socioeconómicas como la actual pegan con especial dureza en las infancias. El efecto que tiene sobre el ejercicio de derechos básicos como el alimentario no es el mismo que en otros períodos de la vida”, sostuvo Ianina Tuñon, Investigadora Responsable del Barómetro de la Deuda Social de la Infancia al diario Ámbito Financiero.

El análisis realizado por la UCA analiza «inequidades asociadas a cada dimensión de los derechos del niño» especialmente enfocadas en alimentación, salud, hábitat, subsistencia (pobreza), crianza y socialización, información, educación y trabajo infantil.

En cuanto a la distribución geográfica, el conurbano bonaerense mostró el mayor índice ya que la pobreza alcanza al 63,6% de los niños, lejos del 54,2% del año anterior. En tanto en el territorio que gobierna con promezas de cambios María Eugenia Vidal desde el 2015, el 15,4% son indigentes.

Igual de trágica es la situación de precariedad en la construcción de viviendas que afectó solo en 2018 a casi el 24% de la infancia llevando a un 23,4% a vivir en situaciones de hacinamiento. En los últimos tres años la cobertura de salud pública se incrementó en torno a un 10% entre los 0 y 17 años.

El 55% de estos chicos tiene como única opción de atención de salud al servicio público, situación que también se agudiza en la Provincia donde alcanza al 63% de los habitantes del conurbano. Uno de los datos que lo exponen es que el 44% de los chicos argentinos no realizó consultas al odontólogo en 2018.


Categories: notas portada

Deja un comentario