TITULOS

Despenalización del aborto: esto pasó ayer en comisión

    • Las audiencias en el Congreso por la despenalización del aborto continuaron este martes con otros 22 expositores invitados para argumentar a favor y en contra de la iniciativa que propone legalizar la interrupción voluntaria del embarazo antes de la semana 14.

      Ante el plenario de comisiones integrado por Legislación General, Legislación Penal, Familia, Mujer, Niñez y Adolescencia y Acción Social y Salud Pública de la Cámara baja ya pasaron más de 400 oradores. Restan aún otros 300 expositores que tendrán tiempo de hablar hasta el 31 de mayo.

      Juan Medina

      Abogado (en contra)

      “El niño por nacer no tiene voz y debería ser protegido por aquellos que tienen a cargo el cuidado de la comunidad. Debatir esta cuestión tan básica significa un retroceso en nuestra cultura, una vuelta atrás de miles de años”.

      “Debatir sobre el aborto es incluso peor que debatir si legalizamos la esclavitud. Una ley que permita el aborto sería formalmente ley, pero sería injusta”.

      “La obligación médica es salvar a los dos. Nada bueno puede derivarse para la sociedad cuando se elige a la muerte como solución. El niño por nacer, científica y biológicamente, es un ser humano cuya existencia comienza en el momento de la concepción”.

    • 15 de may. de 2018 18:52

      Alberto Solane

      Presidente de la Asociación de abogados por la justicia y la concordia (en contra)

      “En el mismo instante en que se produce la unión de los gametos masculino y femenino se inicia una nueva vida humana, única e irrepetible en toda la historia de la humanidad. Si no fuera vida humana desde el principio nunca lo sería jamás, pues no hay ningún salto cualitativo desde el embrión pasando por el nacimiento, la adolescencia y la vejez llegando a la muerte”.

    • Luciana Sánchez

      Abogada (a favor)

      “Si Evita viviera, sería abortera y tortillera, no nos queda la menor duda. Evita siempre dijo que ‘donde hay una necesidad, nace un derecho’”.

      “Las niñas tienen que tener derecho a abortar, son las más vulnerables, son quienes más obstáculos tienen cuando quieren ejercer su derecho. La ley tiene que garantizar este derecho”.

    • Liliana Lazzaro

      Pedagoga (en contra)

      “Yo sobreviví al aborto. En el hospital público me trataron muy bien, pero a mí me arruinó la vida. Voy a apelar a la verdad, porque no se trata bien a la mujer, se la maltrata. Se la está llevando a la muerte segura. Es una gran mentira que hay un aborto seguro, no hay aborto seguro en ninguna ocasión porque el procedimiento es terrible y a ciegas. No engañen a nadie, basta de engañar y mentir con que hay procedimiento seguro, lo saben todos los médicos”.

      “Vamos a querer defender la vida de la mujer matando lo que más quiere, que es su hijo. Ni los animales lo hacen. No hay ningún animal en el mundo que asesine a su cría, porque el aborto es un asesinato”.

    • Yanina Muratore

      Asociación profesionales de servicio social (a favor)

      “Los trabajadores y trabajadoras sociales ya no queremos más muertes por aborto clandestino. Tampoco queremos mujeres con hambre, sin trabajo y sin poder brindales a sus hijos la posibilidad de una vida digna. Por favor diputados, legislen guiados por la justicia social. El pueblo los necesita”.

    • María del Rosario Aguerre

      Presidente de la Asociación de abogados por la justicia y la concordia (en contra)

      “¿Quiénes somos nosotros para decidir qué vida debe continuar y cuál no? Sé lo que es transitar un embarazo inesperado siendo muy joven, cursando mis estudios y con proyectos pensados. Por supuesto que es fácil. No es fácil que tu vida cambie en un segundo. También supe que aquello que llevaba dentro era un ser humano, que tenía vida. Pongo las manos en el fuego que todas aquellas mujeres, al enterarse que están embarazadas, lo primero que piensan es que aquello que llevan dentro es vida”.

    • Indiana Guereño

      Asociación Pensamiento Penal (a favor)

      “Las mujeres y personas con capacidad de gestar, cuando deciden abortar, comienzan a transitar un camino que las puede llevar a la muerte o a la cárcel, que no es la muerte pero se le parece mucho”.

    • María José Jerez

      Miembro del colectivo Ni una menos (a favor)

      “Detrás de todo embarazo no deseado, además de un cuerpo gestante, hay un cuerpo fecundante. Detrás de todo embarazo no deseado hay un eyaculador irresponsable”.

      “A los varones diputados, que por providencia del patriarcado componen el 65 por ciento de esta Cámara, les toca una tarea extra: crea lo que crean ustedes, dejen que seamos nosotras las que decidamos en base a nuestras creencias. Legislen a favor del derecho de las mujeres a decidir, a favor de nuestra libertad y soberanía. Y si no están a la altura, al menos absténganse. Eviten seguir en la triste vereda de aquellos hombres que nos dicen que nos quieren vivas pero no nos soportan libres”.

    • Néstor Miguez

      Pastor

      “Como queda demostrado en nuestro país, la prohibición no es obstáculo cuando hay una decisión de abortar. Lo que hay que asegurar es que no se muera en el intento, como ya muchas veces se ha dicho. Las leyes que prohíben y condenan son las que menos ayudan”.
      “Me tocó recientemente acompañar a una mujer del barrio de Flores que abortó por miedo a perder el trabajo. El aborto y el trabajo fueron ‘en negro'”.
      “Solo el amor y la misericordia ayudan en el camino de resolver las complejas dificultades de la vida humana, con sus múltiples condiciones y contextos. Las leyes, aunque necesarias, no solucionan los problemas. A veces ayudan a orientarlos y en otros los causan y complican”.

      Claudia Vázquez

      Haro Militante TLGBI (a favor)

      “Cuando se debatía la ley de matrimonio igualitario, se dijo que la Argentina se iba a homosexualizar, a lesbianizar, y que los hijos adoptivos de parejas del mismo sexo iban a ser homosexuales, como también que era el fin de la familia nuclear. Sin embargo, nada de eso sucedió. Hoy nos encontramos debatiendo la legalización del aborto y vemos como estos argumentos vuelven a aparecer”.

    • Gustavo Legmane

      Director de Culto de Hurlingham – miembro de la Iglesia evangélica catedral de la Fe (en contra)

      “A los 12 años supe que fui sobreviviente de un aborto. Porque falló un aborto estoy aquí presente. Entendí que aquel que es formado dentro de un vientre es porque hay un gran sueño y un gran proposito. Todos somos importantes, por eso defiendo la vida. Como no abortaron a Maradona, tuvimos el privilegio de disfrutar a uno de los mejores futbolistas del mundo”.
      “Si un ladrón le pega un tiro a una mujer embarazada y mata a su hijo salimos todos horrorizados, pero hablan de 500 mil abortos como si no fuesen nada”.

      “Algunos disputados que solo se dedican a denunciar hoy escucharon a personas que fueron cómplices de un montón de abortos, que es un delito, denuncien también, cumplan con su función”.

      “Si Perón y Evita vivieran quisiera saber si estabamos votando esto”.

      “No se olviden, Dios los ama y es el que da la vida”

    • María Inés Zigarán

      Periodista y Ministra de Ambiente de Jujuy (a favor)

      “Vengo de la provincia de Jujuy, donde hay mujeres muertas por el aborto o sometidas a procesos de criminalización por querer eludir un destino que se les quiere imponer. Donde Romina Tejerina fue condenada social y jurídicamente por matar a un hijo producto de una violación, porque nunca pudo inscribir en su subjetividad su maternaje, porque nadie maternal lo que no es producto de su deseo o de su decisión. La maternidad no es un destino, es y debe ser una elección. La maternidad forzada es una violación a los derechos humanos de las mujeres”.

      “El aborto es una deuda pendiente de la democracia que tenemos la resposabilidad de saldar”.

    • Luisa Kuliok

      Actriz (a favor)

      “Llevamos siglos consideradas inferiores a los hombres, violentadas, abusadas, cosificadas como mercancías sexuales. En ese marco, no legalización del aborto es el punto más extremo, perverso y siniestro de la cultura patriarcal, porque involucra nuestra muerte. La no legalización del aborto es la legalización de la clandestinidad, lo que significa el enorme negocio de la trata y la venta de bebés”.

       

      “Sin la ley del aborto legal, seguro y gratuito estarían sucediendo dos cosas: por un lado la preservación de la violencia machista sobre nuestras humanidades, el no reconocimiento de nuestros derechos, y por el otro la complicidad con todos los resortes de la clandestinidad”.

      “Hablándonos y escuchándonos le estamos ganando una batalla al miedo y a la ignorancia. La decisión de tener un hijo es un acto de responsabilidad. La decisión de no tenerlo también lo es”.

      “Las mujeres no podemos seguir naciendo con la posibilidad de un delito latiendo a la par de ser mujeres. ¿Qué es eso? ¿Un castigo por ser mujeres? Por eso es necesaria la despenalización ya, y legalización para que el Estado cumpla con su función, que es cuidarnos, garantizar la salud, que es un derecho”.

      “Me quiero referir a la fe porque se habla mucho de la conciencia y la objeción de conciencia. La fe corresponde a los universos mas íntimos de las personas. Cuando es genuina, cuando no es hipócrita, la fe se asocia al reconocimiento del otro, de la otra, como un igual. La fe en su lugar más profundo es un acto de servicio para el semejante, para que ese otro, esa otra, sea en plenitud”.

      “El aborto existe y yo quiero vivir en un país real, no de la posverdad”.

       

       

    • Carolina Demetri

      Militante social (a favor)

      “Abortar dignamente es cosa de mujeres ricas, porque el aborto a esta altura es un asunto económico”.

      “Cuando una mujer decide abortar, aborta. Cueste a quien le cueste. Profese alguna religión o ninguna. Con apoyo o en soledad. Abortar es una decisión tan brutalmente íntima que resulta inútil entrometerse entre la mujer y su determinación”.

      “Tenía 22 años, recién casada y una bebé de cinco meses. Volví a quedar embarazada. El DIU se había caído. No quería ni podía tener otro hijo. Acudí a una partera. Me dijo ‘te puedo ayudar, pero trabajo para un anestesista’. Yo no tenía para pagarlo. Me dijo ‘si aguantás el dolor, lo hacemos sin antestencia’. Claro que dolió y es horrible, pero no me arrepiento ni nunca sentí culpa”.

    • Pablo Gotardi

      Estudiante de ingenieria civil – ONG Más Vida (en contra)

      “Tres de cada cuatro mujeres embarazadas por violación han optado por el aborto buscando olvidar y superar lo sucedido con la violación. El 80% de estas mujeres se arrepienten de haberlo hecho y admiten que le causó mayores problemas en el su vida haber realizado un aborto, incluso más que la violación. Muchas de ellas sueñan con el niño abortado. Y en la mayoría de los sueños se repite un niño llorando. No sueñan con un feto o con un embrión. En sus consciencias es un niño que no pudo llegar a nacer, y no un cúmulo de células como muchas veces se repite”.

    • Carolina Centeno

      Médica (a favor)

      “A pesar de las prohibiciones, las mujeres abortamos. Pero son las condiciones sanitarias en las que se realiza la práctica lo que torna inseguro el aborto. Las mujeres que por su condición social y económica interrumpen sus embarazos en lugares medianamente seguros luego de pagar miles de pesos por esta práctica, son también abortos ilegales y clandestinos, y la mayoría en soledad”.

    • Pedro Andereggen

      Abogado – apoderado de la Asociación Pro familia (en contra)

      “Desde lo jurídico, el hecho de que el embrión o el feto no sientan o no tengan autoconsciencia no le quitan ese carácter de sujeto portador de vida humana. Que la víctima no sienta o conozca no convalida la pérdida de un derecho. Destruir al embrión o al feto es matar a otro”.

      “La amenaza de una pena se presenta como único método de protección para ese tercero”.

      “La despenalización del aborto está viciada de inconstitucionalidad, ya que representa una renuncia del Estado a la protección efectiva y real del ser humano inocente, que es su principal deber”.

    • Agustina Escalante

      Militante (a favor)

      “El debate en el momento de emitir su voto no se limita a aprobar o no este proyecto. El debate por parte de los diputados es si van a seguir siendo cómplices del genocidio del Estado, o van a contribuir por única vez con la autonomía, la libertad y la soberanía de nuestros cuerpos”.

    • Cinthia Casais

      Voluntaria de la Fundación Elegir Sonreir (en contra)

      Me crié en un contexto difícil. Con un papá adicto a la cocaína y una madre depresiva desde que tengo uso de la razón. A los 15 años quedé embarazada por primera vez de un chico que vendía cocaína en su casa. Por medio de consejos, busqué la salida que arruinarían los próximos años de mi vida. Con unas pastillas, hice mi primer aborto. Nadie me dijo que ese proceso iba a ser tan doloroso. Al principio pensé que iba a ser pasajero, pero la angustia y el dolor se volvieron terribles. Cada vez se hizo más pesado y era consciente que hubo una vida adentro mio y que yo le puse fin. La culpa y el dolor hicieron que muchas noche no duerma. Comencé a consumir drogas y tuve varios intentos de suicidio. En el lapso de dos años, ya había abortado cinco veces. Recibí ayuda de un grupo de personas que a través del amor curaron mis heridas. Pasaron los años, conocí a Matías y formé una familia con dos hermosos hijos. Hoy estoy profundamente arrepentida de haber abortado. Por todo lo que sufrí, se que la salida no es el aborto, ni legal ni ilegal. Adentro mio había una persona y se muy bien lo que es cargar con la mochila de la culpa y el dolor.

    • Clara Nocetti

      Red de profesionales de la salud por el Derecho a Decidir (a favor)

      Al no tener un marco normativo que permita la legalización del aborto voluntario cuando la persona gestante lo desea, se recae en un vacío sanitario en el cual los únicos beneficiarios son los proveedores de abortos en la clandestinidad.
      La Universidad de Buenos Aires, que se dice a sí misma laica, recae en teorías religiosas y le dice a los profesionales de la salud que denuncien el aborto como delito. De esta forma, en Argentina se forman profesionales que vez de acompañar los procesos de salud, prevención y cuidado de se convierten en jueces morales y religiosos de las personas con capacidad de gestar. Así, muchos de quienes quieren interrumpir sus embarazos, quedan a merced de prácticas inseguras.

    • Adalberto Assad

      Presidente de la Asociación Arabe Argentina Islámica (en contra)

      La vida del feto, al igual que la vida humana en general, es sagrada en el islám. Como tal, debe mantenerse y protegerse tanto como sea posible. Es por eso que la regla básica en el islám en relación con el aborto es la prohibición.
    • Cristina Fuentes

      Voluntaria en el servicio de la ayuda Por Nacer (en contra)

      “Quiero compartirles un testimonio por expreso pedido de la protagonista. Es la historia de Antonella:
      ‘Fui víctima de abuso sexual. Mis abuelos tenían mi tenencia. Empezaron a pasar cosas y a los 14 años quedé embarazada. Mi mamá y mis hermanas me dieron las opciones: abortarla, tenerla o darla en adopción. Y ahí decidí no abortarla, sino darla en adopción. No aborté porque sentí sus movimientos, su amor. No soy quién para matar a un ser vivo. No tiene la culpa de lo que pasó. Me sentí muy feliz'”.
      “Es a partir de esta historia y de tantas otras que quiero dar fe de lo que se puede lograr buscando el bien de los dos, de la madre y del hijo”.
      “Antonella había madurado la decisión de darla en adopción. Su hermana le sacó una foto y se la mostró. Cuando Antonella la vio, se dio cuenta que no tenía el rostro de su violador. Inmediatamente mandó a llamarla. A pesar de tanto dolor, Antonella pudo continuar su vida junto a su hija”.
      “La Justicia actuó. Se tomaron muestras de ADN y el día antes de conocerse el resultado, su abuelo se suicidó”.
    • Luz Díaz

      Médica, docente, Socorristas en Red, Asamblea Feminista Jujuy (a favor)
      “Las indígenas, las blancas, las religiosas y las no religiosas: todas abortamos. Agustina vive en un barrio en la ciudad de Jujuy: estudia el terciario, aborta y su historia se cuenta en la portada del diario más importante de la provincia. Tiene 23 años, dos hijos e intenta seguir cursando para tener un título del profesorado y poder así salir de su casa materna.”
      “Su ingreso económico es la venta de ropa usada y recibe la AUH. Dejó de participar del merendero de su barrio para poder trabajar. Su novio la dejó ante el embarazo. Terminó internada con una denuncia de aborto inducido y toda la mirada patriarcal norteña mirándola, juzgándola y condenándola.”

      “La salud colectiva se construye como proyectos, subjetividades, trabajo, ingenio y arte. Esta definición nos hace pensar en reconocer los otros saberes.
      Los saberes ancestrales del feminismo fueron ninguneados por la medicina occidental y las instituciones con lógicas de un Estado Nación colonizante.”
      “Diputados y diputadas, venimos a pedir que nos escuchen y despenalicen el aborto en Argentina”
    • Ayelen Alonso

      Estudiante de medicina – autora de un estudio sobre Síndrome Post Aborto (en contra)

      “El embarazo es un proceso biológico evaluado como positivo, mientras que su terminación espontánea o violenta es evaluada como negativa. El aborto está claramente identificado por nuestro organismo como una situación negativa”.
      “El 80 por ciento de las mujeres se arrepiente de haber abortado. De haber tenido apoyo y acompañamiento terapéutica y familiar no lo hubieran realizado. Un 67% de las mujeres sufre el síndrome post aborto, condicionando trágicamente su vida con las condiciones que todos conocemos como el abuso de sustancias, el intento de suicidio y el suicidio”.

      “Vamos a transformarnos en una sociedad devastada dando herramientas para involucionar. La respuesta está en invertir en políticas públicas de prevención y de contención, no de eliminación”.

    • María Elena Ale

      Activista feminista, integrante de la comisión de la articulación de la campaña por el aborto legal, seguro y gratuito (a favor)
      “Acompañé a una mujer a hacer un aborto en Dora te escucha. Es verdad todo lo que las mujeres hacen para abortar: tallo de apio, de perejil, golpes en el estómago de sus propios ‘niñes’, te de ruda, ajenjo, palosanto, madreselva, tomar una caja entera de anticonceptivos, médicos ventajeros que ofrecen colocación de pastillas por hasta 10 mil pesos para hacerlas volver cuando tienen sangrados.”

      “Exposición a la moral de empleados de farmacia que leen en voz alta la receta para luego cobrar un sobreprecio.
      Sostener leyes que criminalicen el aborto es tortura física y psicológica.”
      “Hemos logrado disminuir el riesgo compartiendo información. El aborto es la única posibilidad que tenemos, y puede ser tan traumático como un embarazo forzado. En Argentina, desde 1921 hay aborto, pero en los hospitales niegan nuestra atención.”

      Jorge Bulacio

      Médico psiquiatra (en contra)
      “El aborto no es sin consecuencia. Además de la vida del feto, se lleva una parte de la vida de la mujer y una parte de la vida del hombre. Por cada aborto hay 3 damnificados. Por cada aborto que se evita son 3 vidas las que se salvan“.
    “En las estadísticas no se ve la cantidad de mujeres que se ven afectadas por el llamado síndrome post aborto”.
    “Es un engaño y es una falacia pensar que se pueden basar en estadísticas de salud para pretender evitar que el aborto clandestino genere muertes de mujeres de bajos recursos”.
  • Carlos Velazcos Suárez

    Médico pediatra (en contra)
    “Todo médico debe someterse a un principio básico: no dañar. Esto no es un problema de creencias, porque todos sabemos perfectamente cuándo comienza la vida humana. Aquí, el más indefenso, o sea el niño por nacer, muere. Y la madre queda afectada de por vida. Según un estudio de la universidad de Minnesota, una joven que abortó tiene seis veces más probabilidades de suicidarse que el resto de sus pares. No conozco ninguna familia que no recuerde este trance como una de las peores épocas de su vida. No podemos elegir quién puede vivir o morir. Quiero un Estado presente. Toda vida vale”.

  • Carlos Alberto Rezzonico

    Doctor en medicina y cirugía (en contra)
    “El embrión humano es un ser humano único, irrepetible, indisponible e inviolable. Desde su primer momento el embrión sabe qué hacer. Desde el momento único de la concepción. El encuentro del espermatozoide con el óvulo desencadena un hecho biológico que no se repetirá nunca más en la vida”.

    “Las investigaciones en neurobiología muestran que las células del sistema nervioso primordial tienen características neurales desde los primeros momentos del desarrollo“.
    No hay 14 semanas. El feto experimenta dolor y sensaciones. El feto tiene un alma, por eso es persona. No lo digo yo, lo dice la revista Nature”.
  • Carlos Reyes Toso

    Secretario académico de la facultad de Medicina de la UBA (en contra)
    “¿Es realmente la interrupción del embarazo una solución? El ser cuya vida se interrumpe en forma definitiva es un ser humano. Sin eufemismos, el aborto es una práctica destinada a exterminar un ser humano en desarrollo. Al eliminarlo, se despoja a la sociedad de seres únicos e irrepetibles. Se legalizaría la muerte de millones de argentinos por nacer. Les pido, señores diputados, que defendamos la vida”.

  • Manuela Begino Lavalle

    Estudiante de escuela secundaria (a favor)
    “Algo que destaco en todas las intervenciones que pude observar en contra de la legalización del aborto es que las personas que intervienen son parte o están ligadas a la Iglesia Católica. Esto no es una coincidencia ni un hecho aislado. Es una demostración del nivel de injerencia que tiene esta institución sobre nuestras vidas, sobre la vida de las mujeres”.

    “La Iglesia Católica nos controla, nos regimenta, nos censura a lo largo de toda nuestra vida”.
    La Iglesia mantiene este control porque el Estado se lo permite. Es el mismo Estado que no nos educa, que no nos brinda herramientas para cuidarnos. El mismo que mantiene y sostiene la muerte de miles de mujeres por abortos clandestinos”.
  • Claudia Pirán

    Cantante (en contra)
    “Soy un feto que quizás no nacía. Mi testimonio viene de mis creencias religiosas, de mi experiencia y mi suerte. Mi suerte es que en mi vida tuve mujeres que considero poderosas, valientes, decididas. Mi madre biológica lo fue. El aborto fue una posibilidad para ella, una solución. Pero en un acto de piedad, me dejó nacer y me dio en adopción. Mi madre adoptiva me crió sin haberme sentido en su panza. No voy a estar jamás a favor de la muerte ni de la mamá ni del hijo, porque yo pude ser un feto que moría. Eso no entra ni en mi cabeza ni en mi alma. Contengamos, apoyemos. La muerte sólo trae más muerte. Si la ley se aprueba, tendremos un fracaso más como personas. Si somos capaces de matar a un indefenso inocente entonces estamos listos para tratar la pena de muerte”.

  • Natalia Skovgaard

    Médica generalista (a favor)
    “Las mujeres no nos dividimos en las que abortamos y no abortamos. Nosotras abortamos, independientemente del estatus social que seamos, del poder adquisitivo que tengamos, o de la instrucción educativa a la que hemos alcanzado. Lo que sí nos diferencia es quiénes estamos a salvo de morir y quiénes no. Por eso, el Estado no puede ni debe desconocer este hecho sanitario que atenta contra la salud y la vida de la población más vulnerable: las mujeres pobres”.

  • Martín Schwab

    Doctor en derecho penal, funcionario de la Justicia Federal (en contra)
    “Quiero hacer un reconocimiento público y expreso a la militancia pro aborto, pues consideró de buena fe que están luchando por los derechos de las mujeres.”
    “En especial a Victoria Donda, Myriam Bregman, Nicolás del Caño, y en otro momento, Vilma Ibarra. ¿Por qué este reconocimiento?  Porque considero que es valioso el compromiso por una idea. Y dejan la vida por eso. Yo me saco el sombrero, aunque creo que estén equivocadas. La militancia pro aborto nos hizo mejorar a nosotros.”

    “Considero que es una situación de empate.”
    “En este caso entiendo que el derecho de los más débiles es el de los nacidos, los no natos.”
  • Virginia Franganillo

    Socióloga. Creadora del Consejo Nacional de la Mujer (a favor)
    “Son muchos los fundamentos que acá se han planteado a favor de la interrupción voluntaria del embarazo. Sólo quiero decir una cosa: ¡No se soporta más que en una Argentina donde hace casi 100 años se controla eficazmente la natalidad en los sectores de las clases altas y las clases medias, la política siga exigiendo heroísmo a un sector muy importante de las mujeres, las más humildes, imponiendo maternidades forzadas”.

  • Oscar Cornejo Torino

    Médico – Colegio de Médicos de Salta (en contra)
    “Se busca instalar la práctica del aborto como un procedimiento médico y un derecho de la mujer encinta. Incluso se lo presenta como una reivindicación. No podemos dejar de recordar que el profesional médico está al servicio de la vida humana desde la concepción hasta la muerte. Por eso, el aborto no es una práctica médica. El aborto no es un avance, sino un retroceso. Se dirige contra la vida misma´”.

  • María Azul Dragone

    Referente del Frente Empoderadas (a favor)
    “Aunque los derechos civiles y políticos se han acrecentado, los concernientes a la toma de decisión de nuestros cuerpos, nuestra sexualidad, e incluso la impuesta maternidad, han sido relegados por cuestiones meramente morales”.

    “Seguimos ocultando en la penumbra la sexualidad que recorre nuestros cuerpos, considerando tabú el placer de la mujer y los cuerpos gestantes, adjudicándole sólo este derecho al hombre”.
    “Recuerden (legisladores) que el pueblo confió en su representatividad. Son responsables de pensar por el pueblo y no anteponer sus pensamientos personales y morales ante las necesidades del mismo”.
  • Ana María Lugaro

    Psicóloga (en contra)
    “El aborto es un evento traumático. El conflicto que se crea en la mujer y en algunos hombres es que de protectores naturales pasan a ser destructores de la vida de un niño. Hay una situación de asimetría y de poder, porque el embrión depende de su progenitor.”
    “Hace 42 años que trabajo como profesional y he vivido la experiencia de las pacientes: hay negación de la pena y angustia, desesperanza, sentimiento de culpa, dolor, tristeza, depresión, incapacidad de proyectar a futuro, apatía, desinterés, rabia, resentimiento, insomnio, estrés, aislamiento, taquicardia, tensión muscular, ansiedad, ideas recurrentes de suicidio, etcétera.”
  • Lorena Barabini

    Trabajadora social (a favor)
    “Resulta inverosímil que tengamos legisladores y legisladoras que duden del voto que deberían emitir en esta oportunidad. Nuestros y nuestras legisladores no deben ser libres pensadores que se escuden en supuestos morales, sino que deben comprender que en esta Argentina muchas mujeres pobres mueren por día por practicarse abortos clandestinos o son encarceladas por intentar hacerlo”.

    “Venimos a decir que no aceptamos más la condena, ni la culpa por vivir libres nuestra sexualidad. Queremos decidir cuándo y cómo ser madres“.
  • Walter Ghione

    Pastor evangélico (en contra)
    “El aborto es violencia contra el niño por nacer, contra la madre y contra toda la sociedad. Cuando estamos frente a una mujer que abortó, vemos cómo el Estado falló. ¿Qué la motivó a hacerlo? La respuesta es siempre la misma: presión.”
    “En Rosario, mi ciudad, cuando a una mujer se la ve vulnerable se la insta a abortar. Nadie se arrepiente de haber tenido un hijo o una hija, pero sí de haberlo abortado.Despenalizando el aborto, el Estado está generando una presión que sólo traerá más violencia social. Legalizar un acto de muerte no será gratuito.”
  • 15 de may. de 2018 11:24

    Julián Rodríguez Prassolo

    Ginecólogo. Miembro de la Red de Profesionales de la Salud por el Derecho a Decidir (a favor)
    “La ley argentina no es igual para todas las personas: nos privilegia a los hombres. No existe ninguna regulación o sanción sobre lo que hagamos sobre nuestros cuerpos. Este es un debate histórico en la Argentina, que nos marca un camino, que debe ir desde la despenalización a la legalización y despatologización del aborto. El aborto no es una enfermedad ni las mujeres que abortan son mujeres débiles.”

    “Deseo que algún día se puedan sacar el aborto y el útero del control del Estado.”
  • 15 de may. de 2018 11:16

    Pablo De Sanzo

    Médico patólogo (en contra)
    “Soy médico y al abrazar esta profesión tengo que respetar toda vida humana. Lo primero que me enseñaron es no dañar. El inicio de la vida humana está dado desde la fecundación. Y de esto hay evidencia científica incontrastable a nivel mundial. En esto no hay debate.”
    “Entonces les pregunto, ¿en qué momento puede ser admisible eliminar la vida humana? El aborto no es una solución, es un problema: puede causar traumas psicofísicos en la mujer. Debemos trabajar en prevenir y ante el hecho consumado debemos buscar alternativas que eviten eliminar la vida humana. Cuidemos las dos vidas.”
  • 15 de may. de 2018 11:10

    Gustavo Pecoraro

    Periodista y escritor (a favor)
    “Vengo a hablar a este debate como persona viviendo con VIH y como puto. Un ‘insulto’ por el cual fui discriminado y perseguido. Un ciudadano de segunda durante muchos años. Hablo como puto porque una parte de mi vida sexo afectiva fue transitada en la clandestinidad, bajo la amenaza de la persecución policial amparada en leyes constitucionales.”

    “Este debate es sobre legalidad o clandestinidad. Las mujeres, y demás cuerpos gestantes, abortan, abortaron y abortarán. El tema es cómo el Estado garantiza que esos abortos se realicen de forma segura y que no exista una división entre ricos y pobres que lleve a miles de muertes, o a que clínicas privadas lucren con quienes pueden pagar sus altas tarifas.”
  • 15 de may. de 2018 11:00

    Carolina Conte

    Abogada (en contra)
    “Ni el aborto ni la legalización garantizan la seguridad de nadie. A los 19 años viví esta realidad en carne propia por ignorancia y falta de educación sexual. Lo guardé durante 10 años para aliviar mi culpa, lo escondí.”
    “Los trastornos que sufren las mujeres que abortan son reales. No hay peor ciego que el que no quiere ver. Legalizar no es el avance de nada. La solución pasa por otro lado, pasa por apoyar a las mujeres en esa situación.”
  • 15 de may. de 2018 10:56

    Ángela Ferreyra

    Militante en el movimiento Devenir Diverse (a favor)
    “En la discusión por el aborto legal les uniques que ganan son quienes integran, de manera voluntaria y con intenciones de lucro, el mercado clandestino y la industria farmacéutica. El Estado pierde dinero y perdemos vidas de personas gestantes, que por distintos y amplios motivos se encuentran con la necesidad de interrumpir el embarazo.”

    “Quienes se definen ‘provida’ no están a favor de la vida: están a favor de los negocios privados, del lucro de unos pocos, a costa de la vida y libertad de quienes menos recursos tienen.”
  • 15 de may. de 2018 10:46

    Miguel Carrillo Bascary

    Profesor de Derechos Humanos en la Universidad de Rosario (en contra)
    “Ante una aparente colisión de derechos, hay que inclinarse siempre por el más débil. Para los derechos humanos, ante la duda, se protege.”
    “El derecho no puede definir como dogma cuándo hay vida humana, pero la jurisprudencia ha avalado que la vida comienza en la fecundación. Una ley de aborto sería contraria a todo el sistema internacional de derechos humanos. Esto no se puede aprobar.”

Miguel Carrillo Bascary

Profesor de Derechos Humanos en la Universidad de Rosario (en contra)
“Ante una aparente colisión de derechos, hay que inclinarse siempre por el más débil. Para los derechos humanos, ante la duda, se protege.”
“El derecho no puede definir como dogma cuándo hay vida humana, pero la jurisprudencia ha avalado que la vida comienza en la fecundación. Una ley de aborto sería contraria a todo el sistema internacional de derechos humanos. Esto no se puede aprobar.”

Nina Brugo

Abogada (a favor)
Interrumpir un embarazo es un derecho que está avalado en los tratados internacionales que tienen jerarquía constitucional. Quienes defendemos la vida humana denunciamos que miles de mujeres se han visto obligadas a la realización de aborto clandestino, violándose su derecho a la salud“.

Guillermo Yacobucci

Profesor de Derecho Penal (en contra)
“El sistema jurídico argentino ha establecido de manera indudable en la Constitución que el individuo por nacer reviste el carácter de persona con derechos. El proyecto [de despenalización del aborto] destruye a la persona en derecho. Se lo considera un indeseable, un enemigo. El proyecto, para avanzar, debería suponer un cambio en la Constitución y en el Código Civil.”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: